El arte y la ciencia de amar tu trabajo

amar lo que haces

El trabajo es algo a lo que dedicamos muchas horas cada día, tanto los que trabajan de manera autónoma o en su propia empresa, como los que trabajan por cuenta ajena. Ello implica gran parte de nuestra vida que dedicamos e invertimos en algo que, si no nos gusta y apasiona, puede ser muy complicado y hacerse demasiado duro.

La idea de escribir sobre este tema me vino a la cabeza al encontrar este artículo que habla de una encuesta que desvela que un empleo que odias, a nivel psicológico, es peor que estar desempleado

GRATIS
TU PLAN DE CARRERA PERFECTO - Personalizado para ascender

Fácil decirlo, pero las facturas no se pagan solas a final de mes… —pensarás—.

No van por ahí mis tiros. No te aconsejo que renuncies a tu empleo aunque sea infeliz en él; pero si me atrevo a decirte que si tu actual empleo tiene tanto impacto sobre tu bienestar, quizá valga la pena mejorar el que tienes.

No se trata de romper con todo y lanzarse a una piscina sin comprobar antes su profundidad, ni de cambios radicales. Se trata de tomar la decisión de cambiar tu vida laboral a mejor y concentrarte en cambios pequeños y estratégicos.

Lo que te gusta hacer, hazlo más

Probablemente tu cargo te dicte las tareas que debes realizar y defina muy bien tus responsabilidades. Pero si encuentras la forma de potenciar o hacer más de la parte del trabajo que más te gusta realizar o incorpora al mismo algo con lo que disfrutas, aumentará tu motivación y mejorará tu actitud.

No siempre es fácil y muchas veces tendrás que exprimir toda tu creatividad. Pero seguro que hay una manera… O siempre puedes ofrecerte a ayudar en otra área o departamento que te interese más.

Búscale el sentido a tu trabajo

Para encontrar el sentido a algo debemos buscar en aquello que ofrecemos, en cómo podemos o estamos ayudando a los demás o, en este caso, a tus comapñeros, a tu empresa o a tus clientes.

Enfócate en la motivación que hay detrás de eso que haces más que en el trabajo en sí.

Otra forma que te puede ayudar a encontrar ese sentido a lo que haces es centrarse más en las relaciones interpersonales en el trabajo. Socializar y entablar buenas relaciones puede mejorar tus días, tu vida y tu motivación.

 

La clave está en buscar formas de ayudar a otros. Cuanto más das, mayor será el sentimiento de que tu tiempo y energías están siendo bien invertidas… Y eso, sin duda, hará que ir al trabajo sea mucho más fácil y agradable.

Tú, ¿eres feliz en tu empleo?, ¿amas lo que haces? Y, si tu respuesta es negativa, ¿estás haciendo algo para mejorarlo? Me encantará conocer tu experiencia.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *