el club de los poetas muertos

Siempre podemos encontrar pequeños momentos de ocio y ratitos de desconexión, de hecho, no solo podemos, ¡debemos encontrarlos!
Los que me seguís desde hace tiempo sabéis que soy un gran amante del cine e inevitablemente, casi sin darme cuenta, he ido haciendo una lista o colección del filmes en los que la relación entre sus personajes se acerca mucho a los principios y modos de comunicación del coaching. Y en este post quiero compartir contigo estas películas.

Películas que te acercarán al coaching

El club de los poetas muertos

Un grupo de alumnos de un elitista colegios, descubre la poesía, el significado e «carpe diem» y lo importante que resulta tener el valor de perseguir los sueños. Todo ellos de la mano, o más bien gracias a un profesor con que despierta sus mentes a través de métodos poco convencionales.

Un clásico que quizá ya hayas visto. Pero si no es así, te recomiendo ver esta obra dirigida por Peter Weir.

El Indomable Will Hunting

Esta película cuenta la historia de un joven superdotado que se cría en un ambiente poco favorable, un entorno que incluso podríamos calificar de marginal. El joven es detenido por la policía y su única salida para no acabar entre rejas es acudir a sesiones de terapia.

El Guerrero Pacífico

Ya de por sí el título de esta película es muy potente y revelador…

Habla de  un joven gimnasta que lo tiene todo en la vida. Un buen día conoce un viejo inusul al que llama Sócrates que le cambia la vida; el viejo enseña a nuestro protagonista a vivir como un guerrero pacífico… Gracias a él superará un grave accidente de moto y aprenderá a vivir disfrutando realmente.

El hombre que susurraba a los caballos

Una auténtica maravilla de largometraje que nos cuenta la historia de dos amigas. O más bien así es como empieza, con dos amigas salen a dar un paseo a caballo y que son víctimas de un terrible accidente… Son atropelladas por un trailer; una de ellas muere a consecuencia de ese accidente y la otra empieza a superar la situación con la ayuda de un curioso personaje.

¿Las has visto? ¿Conoces otras películas que cuenten con un estilo de comunicación que podría asociar al coaching?

mejorar toma de decisiones

Todos somos cautivos de los sesgos cognitivos. Pero antes de comenzar a hablar de como erradicarlos, hablemos de qué son…

Si buscamos en la Wikipedia, la definición de sesgo cognitivo viene a decir que: «Un sesgo cognitivo es un efecto psicológico que produce una desviación en el procesamiento mental, lo que lleva a una distorsión, juicio inexacto, interpretación ilógica, o lo que se llama en términos generales irracionalidad, que se da sobre la base de la interpretación de la información disponible, aunque los datos no sean lógicos o no estén relacionados entre sí.»

Hoy quiero hablarte de los 5 sesgos o prejuicios más comunes que afectan a nuestra capacidad de decidir y que nos dirigen a error:

1. Aceptar los argumentos de la mayoría sin cuestionarlos

Es habitual sentir miedo a no ser aceptado o a ser rechazado por los demás… y de ahí viene este sesgo. Tendemos a decir o hacer cosas por el simple hecho de que así es como lo hace, como actúa o como lo dice la mayoría. Y lo hacemos sin cuestionar ese pensamiento o esa manera de hacer las cosas.

Desde aquí te invito a cuestionar y evitar aceptar de forma precipitada y sin poner antes a prueba las ideas de los demás.

2. Esa maldita tendencia a auto-justificarnos y no admitir los errores

Nos gusta pensar que nuestras opiniones han tomado forma tras un análisis cuidadoso de los hechos y en base a ello nuestras decisiones tienen una base. Pero la realidad muchas veces es otra y el problema está en que a pesar de ello nos aferramos a esa creencia.

Pensamos que admitir los errores propios es síntoma de debilidad o de fracaso. Craso error. Admitir un error no solo no nos resta credibilidad, ni siquiera nos quita credibilidad; por el contrario, nos libera, nos ayuda a crecer.

3. La costumbre de generalizar sin tener la información suficiente o necesaria

Demasiado habitual cuando conocemos a una persona o, por ejemplo, en la organización a la hora de evaluar al personal.

Tendemos a hacer conjeturas de forma inconsciente basadas en un solo rasgo, una sola característica o una sola información… sin profundizar.

4. La mítica doble vara de medir

Llevemos este sesgo a través de un ejemplo sencillo, pero que veremos claramente, el ejemplo del éxito…

Cuando hablamos o se trata de nuestro éxito, claramente está ligado a nuestro esfuerzo, nuetsro trabajo, nuestras cualidades, nuestro talento, nuestro sacrificio y perseverancia, etc.
Pero, si hablamos o pensamos de nuestros fracasos, la cosa cambia. Aquí ya la responsabilidad no nos la atribuimos a nosotros mismos, sino más bien a la mala suerte, las circunstancias, las dificultades imprevistas, los competidores, etc.

Pero voy un poco más allá… si pensamos en el éxito y el fracaso de otros, entonces el proceso es el contrario. Sus éxitos los asociamos a circunstancias externas, mientras que sus fracasos se los adjudicamos a sí mismos.

5. Ignorar los riesgos de baja probabilidad

El último de los sesgos es el ignorar los riesgos de baja probabilidad. Hablamos, por ejemplo de cuando el responsable de un proyecto promete la entrega al cliente en una fecha concreta sin tener en cuenta imprevistos que puedan retrasar esa entrega.

A lo que vamos es a que, aunque la probabilidad de que algo ocurra sea baja, puede suceder. Y es importante tenerlo en cuenta a la hora de tomar decisiones, para que éstas sean más realistas.

 

Empresas con ética

 

El período de crisis, además de dificultades ha traído consigo algunas cosas buenas, como la demanda de un liderazgo más humanista.

A raíz de la crisis, se ha potenciado la importancia de una conducta ética de los empresarios y directivos, más allá de los beneficios económicos.

Y en esto la sociedad juega un importante papel, cada vez más demanda transparencia y honestidad, lo que ha llevado a las empresas a avanzar en una línea de responsabilidad social y medioambiental y a entender que el dinero debe ser un medio y no un fin.

El origen de este cambio viene provocado por un obsesivo afán de lucro en el corto plazo que pedía a gritos una reflexión al respecto…

La misión de cualquier empresa, la principal misión, no debe ser ganar dinero, sino mejorar la vida de los ciudadanos. Porque, amig@, no es lo mismo crear dinero que crear riqueza. Y es ahí donde está la clave. Claro que esto no se aprende e implementa de un día para otro, a veces olvidamos que una empresa es un ente vivo que necesita sus tiempos para adaptarse y evolucionar.

Y… las cosas han cambiado, sí. Pero aún queda mucho camino por recorrer. En España, por ejemplo, sigue habiendo un gran déficit en formación humanística. Y esto ocurre, desgraciadamente, no sólo entre directivos, sino en la población en general.

No obstante, buscando siempre el lado positivo, el de esta dura crisis a la que parece que podemos empezar a decir que hemos sobrevivido, uno de los grandes beneficios ha sido precisamente la vuelta a la naturaleza humana y el dar más valor e importancia a la ética y los valores. Ya vemos cambios en algunas instituciones y escuelas de negocios de base humanista que incluyen estos principios en sus programas de estudios o la filosofía de la organización.

Los primeros pasos ya se han dado… Solo queda continuar avanzando hacia un modelo basado en valores.

ILUSION

Cada vez que llega algún profesional a una de mis sesiones de coaching un elemento debe estar presente. Y no de manera discreta, debe brillar… ese elemento es la ilusión.

La ilusión es  «secreto» de las personas felices y de los mejores profesionales.

Y tú, a dónde crees que vas sin ilusión?

¿Qué es la ilusión?

Empecemos por el principio, ¿qué es la ilusión? Yo lo resumiría como la imagen de tu mejor sonrisa, esa fuerza matriz que te permite caminar hacia donde deseas y de la manera que tú quieres.

Pero no es algo que se adquiera un buen día por la mañana. La ilusión se da inicio como parte fundamental de tu reconocimiento como una persona valiosa que merece creer en algo mejor cada día.

Esta es la llave que abre esa puerta de la felicidad que tantos buscan…

La ilusión como persona

Tu ilusión te permite impulsar todo tu potencial. Ir dando forma a la mejor versión de ti mism@…

Las personas que tienes a tu alrededor y forman parte de tu vida pueden entender que un día sea mejor que otros y que ello provoque ciertos altibajos. Pero con total seguridad aceptarán con mucho menos agrado que te abandones.

Por el contrario, cuando la ilusión brilla, actúa como imán atrayendo a personas maravillosas que enriquecerán tu vida.

La ilusión como profesional

A nivel profesional, la ilusión será un motor que te impulse hacia la acción y la superación, convirtiéndote en un buen profesional. Además, esa misma ilusión te proveerá de creatividad, proactividad, compromiso, implicación y dedicación.

Pero si vamos un poquito más allá y hablamos del efecto de la ilusión en ti como líder, te aseguro que contagiará y potenciará la fuerza emocional de tu equipo, ayudándoles a afrontar retos y superar momentos difíciles.

Llegado a este punto, tengo algunas preguntas para ti: ¿qué es lo que te ilusiona a ti?, ¿qué sostiene tu camino?, ¿qué es lo que te lleva hacia la excelencia? 

 

Para liderar con ética, o como dice el título de este post, exige a los profesionales hacer a un lado los intereses personales en pro de trabajar en la consolidación de una causa que va más allá y es común.

Si estás en un punto en el que te guatría acercarte lo máximo posible a la ética para liderar a tu equipo, la primera pregunta que me gustaría hacerte es, ¿cuál es el legado que quieres dejar?
Sé que la respuesta a esta pregunta no es algo fácil de responder.

 Un buen líder debe basar sus comportamientos y actuaciones sobre una base ética. Esto es algo que todos sabemos y que, cada vez, los nuevos modelos nos hacen tener más claro y más presente.
Un buen líder ha de centrarse en los principios de la organización, abrir su mente a ideas, opiniones y, por supuesto también a críticas.

Todos estos comportamientos a la hora de liderar que se sustentan en una base de ética, son claramente visibles a la hora de trabajar. Queda claramente reflejado en la comunicación, tanto formal como informa, incluso a la hora de tomar decisiones clave dentro de la organización.
Y, seamos sinceros, liderar con un criterio ético no siempre será fácil, muchas serán las ocasiones en la decisión adecuada a este comportamiento ético es justamente la más difícil o la más incómoda.
¡Nadie había dicho que sería fácil!

Cierto es que llevar a cabo un modelo ético en tus acciones y llevarlo a todos y cada uno de los componentes de tu equipo es clave. Y es clave saber que ser ético es una opción a tiempo completo aunque las decisiones se tornen complicadas. Pero sobre todo ten en cuenta que siempre cabe la posibilidad de que absolutamente todos nos equivoquemos. Sí, también tú. Así que si en algún momento actúas de manera errónea e incluso incoherente, no te martirices, la reflexión sobre los hechos o actos que cometemos y sus consecuencias, poco a poco van construyéndonos y cimentándonos en lo que somos como persona; lo mismo ocurre con la actuación ética, se va conformando a lo largo del tiempo.

El gran reto de liderar con un criterio ético

Cuando hablamos de nuestra propia organización o de una empresa que nos permite cierta flexibilidad avanzar por la vía ética es más fácil. Pero quizá te encuentras en un punto en el que consideras que  la posición ética que adopta tu organización, o que las decisiones que se toman no están en línea con un criterio ético; entonces, estás ante un conflicto nada fácil de resolver…
Puedes dar un paso atrás y retirarte. O bien puedes aceptar el gran reto de aceptar la responsabilidad de tu posición como  líder y provocar en la organización la discusión sobre la ética.

Plantear cuestiones, formular cuestiones y exponer los problemas éticos que ves… Incitar de alguna manera el inicio de la reflexión y lograr que esta dinámica pase a formar parte de la cultura de la empresa.
Sí, claramente, elegir esta vía es una iniciativa que requiere mucho valor, ya que tendría que hurgar en la base de creencias o suposiciones probablemente muy arraigadas. Pero por experiencia te puedo asegurar que si logras superar las primeras piedras que te encontrarás en el camino, darás comienzo al un proceso que conecta las ideas éticas con la acción.

Eso sí, es fundamental, antes de comenzar todo este proceso del liderazgo desde un criterio ético, estar dispuesto a adquirir un compromiso personal muy grande de estar en continua revisión incluso de las creencias propias. Solo de esta manera es posible ser consciente de las acciones.

¿Te atreves?

Recuerda que si necesitas ayuda en este proceso, estoy aquí para ello. 
Un abrazo.
JR. 

preocupaciones en vacaciones

Se acercan fechas de vacaciones para muchos… Si es tu caso, te deseo que estés disfrutando o estés a punto de comenzar a disfrutar.
Pero existe una realidad que también nos afecta a muchos; y es que a la hora de hacer las maletas para disponernos a desconectar y disfrutar, se meten en ella también algunas preocupaciones que acabamos llevándonos con nosotros.

Qué hacer con las preocupaciones en vacaciones

Si eres de los que las preocupaciones, incluso cuando estás de vacaciones, te atormentan, hoy quiero darte algunos consejos para evitarlo y que puedas desconectar y descansar de verdad…

Pon prioridad a las preocupaciones

Puede parecer extraño lo que te digo, pero te aseguro que si logras poner en una lista de prioridades las preocupaciones, ya habrás dado un pasito para hacerte con el control de las mismas. Esta lista de categorías te puede orientar:

  • Preocupaciones que son urgentes
  • Preocupaciones que pueden esperar
  • Preocupaciones fuera del trabajo con las que tienes que convivir (casa, familia, etc.)
  • Preocupaciones que generan dolor o te hacen sufrir

Preocupaciones que son urgentes

Si esa preocupación que te atormenta es urgente; para por un momento, toma un respiro y ocúpate de ella, pero con la mayor tranquilidad posible.

Mientras lo haces, te invito a pensar en situaciones similares o difíciles en las que seguramente antes te has encontrado y has solventado. Incluso, piensa cómo lo hiciste y aplica los aspectos que sean posible.

Trata de ser flexible contigo mism@ y, si no logras una solución definitiva, permítete una solución parcial momentánea.

Preocupaciones que pueden esperar

Si tras analizarlas de manera objetiva tus preocupaciones pueden esperar, entonces tu objetivo debe ser desconectar, disfrutar de ese merecido período de vacaciones y vivir al máximo las experiencias positivas que están por llegar.

Pon fecha con un listado de acciones que llevarás a cabo a la vuelta para solventar esa situación que te preocupa.

Preocupaciones con las que tienes que convivir

Hay preocupaciones que van más allá de un ámbito determinado o que cuando sales del trabajo, sigues conviviendo con ella, porque son familiares, porque están en casa o por otros motivos…

En este caso, se torna muy importante que trates de tomar distancia practicando actividades o dedicando tiempo a cosas que te permitan desconectar de esa preocupación.

A veces, compartir las preocupaciones con alguien ayuda a quitarnos algo de peso de encima, incluso nos puede dar una nueva visión.

Y, por supuesto, establece fechas en las que poner en marcha acciones que te ayuden a mejorar la situación y solventarla a largo plazo.

Preocupaciones que te hacen sufrir

Cuando la preocupación te está generando dolor y realmente te está causando sufrimiento es momento de pedir ayuda. Valora la posibilidad de consultar a un profesional…

Y mientras, toma medidas para protegerte y cuidarte, tanto a nivel emocional como físico.

 

 

 

 

Se acercan las vacaciones para muchos de nosotros y me gustaría proponerte un reto en que puedes llevar a cabo en esos días de descanso, desconexión y reflexión que tendrás en breve… Sí, se trata de algunas preguntas que pueden cambiar tu vida por completo.

Preguntas que pueden cambiar tu vida

No se trata de leer las preguntas. De hecho, si te limas a leerlas y no las contestas con sinceridad y por escrito, no provocarán ningún impacto, cambio ni avance en ti.

Para que estas preguntas realmente cambien tu vida es necesario que te armes de valor y las contestes con lapiz en mano y la sinceridad dispuesta a salir a la luz… ¿preparad@?

  1. ¿Qué es lo que más amas y que haces respecto a ello?
  2. Si nadie te juzgase… ¿Qué te gustaría hacer?
  3. ¿Qué me motiva para continuar viviendo?
  4. ¿Trabajas con una sonrisa en el rostro?
  5. Qué aspecto de tu vida actual entristecería al niño que fuiste?
  6. ¿Hay algo de tu pasado que no te permite avanzar? ¿Qué es?
  7. ¿Cómo te comportarás cuando tengas miedo?
  8. Si pudieras conseguir, hacer o sentir una sola cosa antes de morir, ¿Qué te gustaría que fuese?
  9. ¿Estás aferrado a algo que sabes tienes que dejar ir?
  10. Cuántas horas duermes al día? ¿Crees que son suficientes?
  11. ¿Dedicas suficiente tiempo en cantidad y calidad a tus amigos?
  12. Crees que es posible hacer algo para cambiar lo que no te hace sentir bien?

Como te decía más arriba, si les das la importancia que tienen y respondes a cada una de ellas con sinceridad, obtendrás la clave para mejorar muchos aspectos de vida.
Si te armas de valor y te animas a responder, me encantará saber cuál ha sido tu experiencia, las conclusiones a las que te ha llevado y en qué te han ayudado. 

¡Hasta la próxima semana!

coaching-empresarial

El coaching empresarial es un proceso de acompañamiento y creativo con personas que les inspira a maximizar su potencial personal y profesional.

Así, este proceso aporta múltiples ventajas a individuo y a la empresa.

A las personas que participan de este proceso les permite ampliar capacidades, reforzar fortalezas, mejorar la autoconfianza y autoestima, impulsa en ellos la consecución de objetivos, etc.

A las empresas les permite potenciar y fidelizar el talento de la compañía, mejorar las capacidades de la plantilla, potenciar y mejorar los resultados de la organización, impulsar la innovación en los equipos y las personas, etc.

Cómo aplicar el coaching empresarial

Para aplicar el coaching en la empresa debemos establecer un proceso de coaching que cada uno nsiste en trabajar:

  1. Claridad. Me refiero a un intenso trabajo de comunicación entre el coach y el coachee para que esta sea clara y precisa, con el objetivo de confirmar que toda la información que se intercambia es comprendida correctamente.
  2. Feedback. El intercambio de información es clave en este proceso. Entre el coach y el coachee debe haber un profundo y constante intercambio de información.
  3. Empatía. La empatía es imprescindible en un buen coach. Sólo así podrá conocer cuáles son las circunstancias en las que se encuentra el coachee.
  4. Confianza. Ten en cuenta que para que la aplicación del coaching en el ámbito empresarial o personas sea efectiva es necesario llegar al fondo de la cuestión… Y para ello debe haber confianza plena entre ambos.
  5. Confidencialidad. araOtra de las bases es la confidencialidad… Las personas que participan del proceso deben saber y estar seguras de que la información que se dé a conocer en las sesiones de coaching empresarial debe ser totalmente confidencial, evitando así que la confianza se vea afectada en un sentido negativo.
  6. Tenacidad. No existe una duración promedio establecida de las sesiones para un coaching empresarial. Y tiene su lógica, trabajamos con personas y cada persona tiene su propio ritmo. Es el coach quien debe adaptarse al ritmo, capacidades y circunstancias de las personas con las que trabaja.
  7. Apoyo. El experto debe trabajar y reforzar la autoestima del coachee y resolver sus dudas a lo largo del proceso para que este pueda evolucionar en la consecución de sus objetivos y salga a relucir la mejor versión de sí mismo.

coaching en RRHHGran parte de mi carrera profesional la he desarrollado en departamentos de recursos humanos (RRHH), por lo que me apetecía mucho escribir un artículo en el que hablar sobre cómo poner en marcha algunas competencias utilizadas en coaching, para dar servicio a los empleados desde el departamento de RRHH de una compañía.

Es habitual encontrar en las empresas, especialmente en aquellas que cuentan con cierta estabilidad, que de repente se avecina una situación de cambio inevitable. Los motivos pueden ser mucho… Digamos que cuando hablamos de negocio, no aplica la ley del más fuerte, sino la ley del que mayor capacidad de adaptación tenga.

Ventajas del coaching en RRHH

Antes de iniciarme y posteriormente meterme de lleno en el mundo del coaching, mi visión hubiera sido muy distinta. Hoy, con perspectiva, formación y experiencia, mi visión ha tomado una nueva dimensión…

En este momento soy consciente de la importancia del entorno y de los pequeños detalles. Un entorno agradable, en el que los empleados tienen la posibilidad de tomar decisiones supone una gran diferencia, un gran avance, una vía hacia una comunicación más fluida, hacia el respeto y el compromiso de los mismos con la compañía.

Realizar las preguntas adecuadas

Se torna realmente clave realizar las preguntas adecuadas cuando los empleados acuden al departamento de RRHH. He ahí la importancia del coaching…

Aunque las situaciones pueden ser múltiples, lo cierto es que muchas de las consultas que se hacen en el departamento de RRHH tienen que ver con la posibilidad de cambio de puesto, de funciones o de traslado… Bajo esta premisa, algunas de las preguntas importantes y poderosas son:

  • ¿Qué es lo más importante para ti?
  • ¿Cuál es tu objetivo?
  • ¿Qué opciones consideras?
  • ¿Cuáles son las ventajas y desventajas que tienes?
  • ¿Cuál es tu mínimo si no se presenta tu opción ideal?
  • ¿Qué está haciendo que te frenes o que no avances como desearías?

Lo que quiero decir con esto es que los profesionales responsables del departamento de RRHH de una empresa siempre tienen la oportunidad de aportar valor a los empleados de la compañía, , acompañarles, escucharles y brindarles la posibilidad de alcanzar sus metas poniendo en práctica ciertas competencias.

Si quieres mejorar tus competencias profesionales con coaching, no dudes en contactarme, estaré encantado de ayudarte a conseguirlo.

 

«Cree en ti y todo será posible«.

«No esperes al momento perfecto; busca el momento y hazlo perfecto«.

Cada día nos cruzamos con frases motivaciones casi inevitablemente. Y es que el auge de las redes sociales, parece que su presencia ha crecido. Y sí, amig@s, las hay para todas las personas, gustos y situaciones.

Pero, ¿por qué el título de este artículo te dice ¡Cuidado con las frases motivaciónales!?

Pues porque a mí modo de ver, este tipo de frases, hoy, tal como las utilizamos o encontramos, en lugar de invitar a pensar o reflexionar, más que inspirar o motivar… ¡Idiotizan! Y al final, lo que consiguen es hacernos sentir mal.

¿Cómo puede ser esto, José Ramón? Imagino que te estarás preguntando…

Bien, si la frase del día te dice que «querer es poder», pero resulta que tú sientes que no puedes, ¿qué efecto crees que tendrá?

¿Realmente no puedes, o será que no lo quieres lo suficiente? ¿Será que te ocurre algo? ¿Será que tú eres es problema?

Alternativa al efecto idiotizador de las frases motivaciones

Es importante que sepas que mejor que una respuesta, es una buena pregunta.

Y es ahí donde está el problema, por inercia vemos respuesta en las frases motivaciones, pero no buscamos la pregunta..  Y si no nos hace reflexionar, difícilmente nos aportará.

En la medida que aprendas a cuestionarte por qué te sientes desmotivad@ o qué está ocurriendo en tu vida, encontrarás más respuestas que te ayudarán a encontrar más opciones y ampliar las posibilidades, opciones, posibilidades y oportunidades que quizá ahora no eres capaz de ver.

No te dejes arrastrar por el efecto placebo que muchas veces tienen este tipo de frases. En lugar de eso, analízalas y utilizarlas para ejercer una reflexión sobre lo que tratan de decirte. Busca más allá de la respuesta… ¡Encuentra las preguntas!