Conviértete en líder: coaching para directivos

Ser líder no tiene una receta mágica. Sin embargo, cada vez más directivos apuestan por los servicios de un coach para convertirse en líderes.

Creo que en algún momento os he hablado ya en el blog del origen del coaching… Y lo cierto es que el mundo empresarial no dista mucho del mundo deportivo, en el que los deportistas se entrenan para ser los mejores.

También hemos hablado en alguna ocasión de si líder se nace o se hace. La pregunta del millón…
Podemos haber nacido con ciertas habilidades y cualidades para la dirección; pero lo cierto es que un buen líder no solo nace, se hace.

GRATIS
TU PLAN DE CARRERA PERFECTO - Personalizado para ascender

¿Qué necesita un profesional para ser un buen líder?

Decía al principio que no existe una receta mágica. Pero sí es necesario contar con algunos ingredientes fundamentales para el liderazgo. Por ejemplo: carisma, visión de futuro, capacidad de autocrítica, organización, adaptarse y saber generar cambios, capacidad de escucha y saber coordinar equipos.

Y, no nos equivoquemos, un buen líder no es un profesional con un puesto directivo en una empresa o alguien que tiene a su cargo a decenas o cientos de empleados. No. Un buen líder es alguien capaz de dar ejemplo, que se pone al servicio de los demás, a quien la autoridad no le viene dada sino que se la gana con respeto…

Aunque especialmente en España nos hemos resistido, esta época de grandes cambios que se han producido además a una gran velocidad, los directivos han empezado a entender la necesidad de establecer nuevas formas de gestión y dirección de personas sin dejar a un lado la gestión de la empresa y las exigencias del mercado.

El papel del coach en un proceso hacia el liderazgo

En un principio, los profesionales recurrían al coach para cambiar, superar o modificar comportamientos que generaban conflicto. Poco a poco esto ha ido cambiando… Y hoy, el papel del coach para directivos tiene como principal finalidad mejorar el desarrollo de las los profesionales con un gran potencial. Y va aún más allá nuestro papel, ayudamos a profesionales y directivos a convertirse en líderes.

Nuestro papel es un papel observador que ayuda a ver y abrir nuevas formas y posibilidades. Así, ayudamos a los directivos a hacerse cargo de sus propias decisiones y los resultados que esas decisiones provocan.
Es un camino, una ruta que al recorrerla, los profesionales aprenden sobre sí mismos. El coach, le guía y acompaña en ese proceso, estableciendo pautas y analizando los resultados.

Retomando esa pregunta tan presente ¿líder se nace o se hace? Mi respuesta: líder primero nace y después se termina de hacer.

Como decía al principio, necesitamos algunas características innatas, como el carisma. Sin embargo, solo eso no es suficiente. Debe ir acompañado de talento y muchas otras características que, definitivamente, se deben aprender.

 

¿Te sientes estancando?, ¿crees que podrías dar más de ti mismo? ¡Hablemos! Me encantará conocerte, sin compromisos, conocer tu caso y experiencia y acompañarte en ese camino hacia el liderazgo. 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *