Hábitos de un empleado de gran valor

A medida que una empresa va creciendo, se requieren nuevas manos que ayuden a mantener y aumentar los beneficios de la misma. Y, esto, es imposible sin un empleado de gran valor. Da la sensación de que los empresarios españoles, no dan prioridad a la contribución que sus trabajadores aportan al éxito de la empresa. Una cuestión a replantearse, ya que los trabajadores que destacan contribuyen muchísimos más a la empresa que su costo.empleado de gran valor

Es por ello que muchos empresarios están dispuestos a pagar bastante dinero por los trabajadores adecuados.  La cuestión es cómo reconocer a estos trabajadores de élite.

Para encontrar al trabajador adecuado debes saber que, aparte de la cualificación que tienen (esta es muy necesaria para diversos puestos y especialidades). También deben de tener una serie de rasgos aplicables a cualquier empleo. Y son estos rasgos los que deben buscar.

GRATIS
TU PLAN DE CARRERA PERFECTO - Personalizado para ascender

Estos son los hábitos que muestran que un empleado es de gran valor

Características de un empleado de gran valor

  • No esperan a que se les pida algo actúan según su criterio.
  • Van directamente a la raíz de los problemas para arrancarlos.
  • Liberan la presión en la empresa no la crean.
  • Planean su trabajo al detalle y siguen ese plan.
  • Se forman en nuevos temas constantemente.
  • Por lo general dan más confianza y sabiduría que sus propios jefes.
  • Están preparados para cualquier imprevisto.
  • Comunican de forma proactiva y efectiva.
  • Aprenden y enseñan lo aprendido a otros.
  • Crean un círculo de influencias.
  • Saben cuándo deben ser líderes y cuando deben ser seguidores.
  • Luchan por lo que es correcto.
  • Se comprometen con los objetivos de la empresa.
  • Hacen del lugar de trabajo, un lugar para trabajar.
  • Incluyen en su planning de trabajo para aprender dentro de la empresa.
  • Motivan tanto a sus compañeros como a sus superiores.
  • Fomentan el espíritu de la empresa.
  • Hace que otros compartan sus éxitos.
  • Estimulan con energía y creatividad.
  • Descargan tensiones.
  • Mantienen el lugar de trabajo estable y en un ambiente cómodo.
  • Son capaces de resolver problemas.
  • No discuten las ordenes, aunque proponen alternativas.
  • Convierten a los trabajadores problemáticos en trabajadores efectivos.
  • Resuelven conflictos.
  • Hacen que todo parezca fácil, sobre todo cuando no lo es.
  • Se enfrentan a los obstáculos como si fueran oportunidades.
  • Amplían la red de influencia de todos.
  • Atraen a otros empleados valiosos.
  • Encarnan los valores fundamentales de la compañía.

Estos son algunos de los hábitos que demuestra un empleado de gran valor. Este perfil de empleado es lo que los empresarios deben buscar. Con ellos no solo crecerán sus empresas, propasarán las expectativas que tienen marcadas. Con un empleado de gran valor conseguirán alcanzar cualquier meta.

 

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *