Entradas

Son pocos los emprendedores que alcanzan el éxito por casualidad. Llegar a que tu empresa prospere requiere de mucho esfuerzo y dedicación. Sentarte a mirar si le va bien a tu empresa, no es algo que debas hacer. Un negocio levantado con tus propias manos, te dará una satisfacción inimaginable. El camino será arduo y costoso, e irás aprendiendo de tus errores, pero puede que esto te ayude. Estos algunos hábitos de emprendedores con éxito que puedes adoptar para levantar tu imperio.hábitos de emprendedores con éxito

Hábitos de emprendedores con éxito

Si eres emprendedor o si quieres serlo, recuerda que una mentalidad orientada al éxito es tan importante como el éxito en sí mismo. Esperar a que las cosas sucedan no es una característica de una persona emprendedora. Los siguientes hábitos son los que te ayudarán, como a tantos otros a hacer que tu negocio prospere.

Toma decisiones que no te desvíen de tu objetivo

Trabajar por tu cuenta tiene muchas ventajas, pero también inconvenientes. El ser más autónomo es una de esas grandes ventajas, y debido a esto, el impacto de las decisiones que tomes, será mayor. Por lo tanto es fundamental que evites distracciones, disminuye periódicamente la cantidad de tareas que realizas al día, eso te dará tiempo para enfocar la estrategia de tu empresa.

Por ejemplo el creador de Facebook, Mark Zuckerberg es un gran seguidor de esta teoría. Siempre va a trabajar, vestido de la misma forma, eso le hace ahorrar más uno 5 minutos que es lo que tardaría en elegir la ropa.

Haz algunos cambios en tu rutina, como dejar la ropa preparada la noche anterior o lista la comida del día siguiente. Te ahorrarás muchos minutos, que podrás dedicar en mejorar los procesos de tu empresa.

La técnica no importa tanto como la actividad

Esta afirmación es un gran consejo para quienes desean emprender. ¿De que te sirve tener muchos conocimientos sobre algo si nunca lo pones en Práctica?

Pon aprueba tus ideas, experimenta con tus productos o servicios. Al fin y al cabo, alguien que lo sepa todo, llegará a logar algo sin hacer nada.

El cliente es la prioridad

Es evidente, que la trayectoria de un emprendedor tiene altibajos, sobre todo al principio, cuando todo negocio puede traer más perdidas que ganancias, si n ose aplican las técnicas correctamente. Para afrontar estas pérdidas muchos empresarios recortan sus gastos, y cambian la estrategia. Mi consejo es que priorices siempre al cliente. No hagas cambios que comprometan  los  productos o servicios que les ofreces. Puede que esas técnicas funcionan al principio pero, lo barato siempre sale caro.

El “no”, no debe estar en tu vocabulario

La mayoría de las acciones que llevas en tu vida cotidiana, tiene un 50% de probabilidades. O las consigues, o no. Cuando tienes una empresa la situación cambia, el no empieza a hacerse patente a cada sitio que vas. Por lo tanto tu visión hacia el “no” debe cambiar. Tomate esta palabra que tanto daño te hace y transfórmala en oportunidad. La gran oportunidad de mejorar con cada “no” que te digan.

Para producir primero tienes que ordenar

Hay gran cantidad de técnicas para aumentar la productividad en el trabajo, y una de las más conocidas es la técnica pomodoro. Esta consiste en dividir el día en Bloques de 25 minutos. Con pequeños intervalos de descanso entre cada uno de ellos. Algo que te ayudará a mantener la energía y la concentración, y si te sobra tiempo, dedicarlo a lo que realmente te apetezca. Además, esta técnica es perfecta para planificar tus días.

El saber no ocupa lugar

¿Sabías que hay grandes empresario como Bill Gates u Oprah Winfrey, leen una gran cantidad de libros al año?

Eso es porque creen que la lectura les ayudará a aplicar nuevas técnicas en sus negocios. Leer, textos sobre todo relacionados con tu mercado te ayudará a entender la necesidades de tus cliente y a aplicar nuevas técnicas que nunca creíste que funcionaran.

Con estos hábitos de emprendedores con éxito, se abren un sinfín de puertas que te ayudarán  a enfocar tu negocio de la mejor de las formas. Será un camino difícil, pero te aseguro que el más satisfactorio.

 

emprendedor

En los últimos años las palabras “emprender”, “emprendimiento”, “emprendedor”… han ido cobrando, poco a poco, cada vez más fuerza. Y este concepto que en todo caso hace referencia a personas valientes que deciden, con sus propios medios y recursos adentrarse en el inmenso y complejo mundo de los negocios…
Pero ser emprendedor no habla solo de la profesión, sino también del estilo de vida de la persona que decide materializar si idea, sueño y proyecto.

Si te pidiera pensar en algún emprendedor, estoy casi seguro que tu mente te llevaría hasta Mark Zukergerg, el flamante creador de Facebook; Steve Jobs; o algún personaje similar. Quizá incluso te imaginas un camino más o menos similar cuando piensas en ti como emprendedor…
Sin embargo, debemos ser conscientes de que el camino no es fácil, que las condiciones pueden ser muy diferentes y también los resultados. La realidad es que emprender es difícil.

Encontrarse de frente con la realidad es, quizá, lo que desanima a muchos que tenían la idea equivocada de que emprender es sinónimo de tener éxito de manera automática. Esto no es así, no siempre.

No te resignes

La vida no siempre es justa y debemos afrontarlo. Por injusto que parezca, siempre habrá personas con más posibilidades de alcanzar el éxito en un proyecto: educación, situación económica, situación social… Ahora bien, esta realidad no debe limitarse no condicionarte si sabes lo que quieres y estás dispuesto a luchar por conseguirlo; no dejes que las circunstancias se conviertan en una barrera que te frene o te impida avanzar. No te resignes a aceptar el destino; crea tu propio destino. Lucha. 

Sé el mejor

Si algo tienen en común todos los emprendedores exitosos, estoy seguro, ese es el espíritu de autosuperación. No se trata de ser mejor que otros ni conseguir más que los demás, sino de superarte cada día, ser cada día mejor para vivir mejor.

Independientemente de que logres o no crear una gran fortuna, si al final de tu vida has logrado ser la mejor versión posible de ti mismo, puedes darte por satisfecho.

Recuerda que «somos lo que hacemos de forma repetida. La excelencia, por lo tanto, no es un acto, sino un hábito«. Y he ahí unade las claves del éxito: constancia, disciplina, esfuerzo y trabajo duro. 

El mejor consejo para un emprendedor

Por todo lo anterior, si estás pensando en emprender, el mejor consejo que te puedo dar es que te levantes cada mañana con las ansias de ser un poco mejor. Y que te acuestes habiendo hecho algo para conseguirlo.

Convierte la idea de ser mejor cada día en un hábito de tu rutina diaria que te permita cada día analizar y revisar tus fortalezas y debilidades para así encontrar la forma de alcanzar las metas establecidas.

Si otros ya lo han hecho, tú también puedes. Deja de ponerte excusas, plántale cara a tus miedos y pasa a la acción… Paso a paso, con decisión. Porque, te aseguro que cuando lleguen de nuevo estas fechas dentro de doce meses y mires atrás, de lo único que te arrepentirás es de no haber comenzado ahora.

¡Feliz Año Nuevo!