¿Vas a empezar un nuevo proyecto o en una nueva empresa? No debes olvidar estos 5 pasos clave

proyecto

Proyectos, casi toda nuestra vida gira en torno a ellos. Y son los proyectos los que nos permiten alcanzar grandes logros. Aunque, comenzar, no es fácil, no intentarlo no debe ser una opción; sin embargo, vemos a menudo como la continuidad y el éxito de un proyecto o su fracaso, va marcado por los primeros pasos a la hora de comenzar el camino.

Y a esto último dedico este post, a los primeros pasos, algunos pasos clave y fundamentales a la hora de comenzar un nuevo proyecto o afrontar un nuevo cargo o trabajo.

GRATIS
TU PLAN DE CARRERA PERFECTO - Personalizado para ascender

Un proyecto es una construcción a largo plazo que requiere de paciencia para ir superando las diferentes etapas a través de las tareas y acciones necesarias y predefinidas.

¿Tienes algún proyecto o cambio en tu vida? Estos son los pasos que yo considero clave a la hora de comenzar:

¿Estoy preparado para asumir este nuevo proyecto?

Comenzar o poner en marcha es fácil y suele generar un chute de adrenalina y satisfacción.  Pero, continuar no será tan fácil y requerirá de autodeterminación, disciplina, constancia, confianza y motivación. Por eso considero clave que, antes de embarcarnos en un nuevo proyecto, nos preguntemos ¿realmente estoy preparado para asumir este nuevo proyecto con todo lo que implica? 

Empezar por empezar o comenzar puede llevarnos justamente a los contrario cuando tengamos que enfrentarnos a la realidad y asumir el fracaso o el abandono. Mi consejo: embárcate solo en aquellos proyectos para los que sí estás preparado y que realmente quieres terminar o llevar lejos.

Divide y vencerás

Los hemos comentado ya otras veces en el blog: ante cualquier objetivo o meta, divide y vencerás.

No importa si tu proyecto es grande o es pequeño, dividirlo siempre te ayudará a avanzar hacia tus objetivos. Divide en etapas, fases, partes, tareas… ¡Divide!

Yo suelo hacer compararlo con un puzzle. Tu proyecto, sea el que sea, es como un puzzle; y debes descomponerlo por piezas, para armarlo completamente. Esto es lo que te permitirá distribuir el trabajo a lo largo del tiempo y posteriormente traducirlo en acciones y tareas.

Qué NO depende de ti

Fundamental. Y uno de los grandes errores que se comenten al empezar. Es muy importante hacer un análisis por todas las actividades e identificar, lo antes posible, aquellas que no dependen de nosotros, que no podremos asumir personalmente y que deben realizar otros; así como las cosas que debemos conseguir o pedir para llevar a cabo nuestro proyecto.

Una vez identificado todo ello, ponte en marcha para conseguirlo. Porque sin ello, será muy complicado. Es importante poner en marcha lo que depende de otros, porque tendrá otro ritmo, y suele ser más lento del que deseamos o prevemos.

Calcula el volumen de trabajo

Saber cuál es el volumen de trabajo, es muy importante. No se trata de un cálculo exacto, solo de una estimación inicial que te permita organizarte. Pero tampoco se trata de adivinar o suponer. Es en este momento cuando debes recurrir a tu experiencia e incluso a tu intuición para guiarte en este sentido.

No me gusta utilizar la palabra pesimista, pero sí te aconsejo que seas conservador.
Es normal en un principio dejarnos llevar por la emoción de emprender algo nuevo; en esos momentos solemos ver todo muy bonito. Enfría un poco tu mente y trata de ponerte en el peor de los casos; como decía, ser algo conservador a la hora de estimar el volumen de trabajo.

¿Cuándo lo vas a hacer?

Y con este quinto paso llega el primer reto serio: ¿cuándo lo voy a hacer?

Te aconsejo hacer del calendario tu mejor amigo. Cualquier proyecto, grande o pequeño y del tipo que sea, exige, sobre todo, constancia; así que necesitas sacar tiempo para cada día dar un pasito más hacia los objetivos definidos. Tendrás que reservar o bloquear tiempo propio y, quizá, exigir plazos también a los demás.

Recuerda que tu día seguirá teniendo 24 horas. Por ello, es posible que debas renunciar a algo, o dedicar menos tiempo a otras cosas. Si quieres llevar tu proyecto adelante, deberás hacerle hueco:  marca en tu agenda cuándo vas a llevar a cabo cada acción.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *