Entradas

como-generar-ideas-innovadoras-y-cumplir-con-los-retos-del-negocio

Solo tenemos que mirar a nuestro alrededor para darnos cuenta de los fascinante de la época en la que estamos viviendo.  Una era de cambios e innovación
Los coches eléctricos y los que conduces sin conductor, las nuevas tecnologías de la información y la comunicación… Ideas e inventos que van más allá de la innovación y nos llevan a preguntarnos, ¿cómo han llegado hasta ahí? y, sobre todo, ¿cómo podemos llevar a nuestro equipo más allá?

El trabajo en equipo no siempre es fácil y la creatividad, fundamental para la innovación, aparece de forma esporádica. Sin embargo, existen prácticas que los líderes pueden llevar a cabo para crear un ambiente que promueva la curiosidad de los miembros de su equipo y la voluntad de comprometerse con nuevas ideas…

En este artículo os propongo tres estrategias que os ayudarán a comentar la creatividad de vuestro equipo:

Crea limitaciones

Múltiples estudios han llevado a la conclusión de que los obstáculos tienen el poder de despertar nuestra creatividad, propiciando una mejor manera de solventar los problemas.

Como líder probablemente estás tentado a poner en manos de tu equipo todos los recursos posibles (ampliar los plazos de entrega de proyectos, ampliando los presupuestos, ampliando el equipo, etc) o, en su defecto, bajar las expectativas iniciales. Sin embargo, si las soluciones pueden venir dadas con las creatividad, quizá la clave esté en todo lo contrario: fija plazos ambiciosos, planeta los problemas como desafíos, marca cifras cerradas para el presupuesto, etc.

Los líderes podrán promover soluciones más creativas entre los miembros de su equipo creando una percepción de que los recursos son limitados.

Promueve el debate

El debate es una vía rápida a la creatividad. Deshazte en tu equipo de las normas preestablecidas, convencionales y anticuadas que prohíben las críticas.

Invita a tu equipo a dejar a un lado el ego y a opinar y hacer preguntas desde una perspectiva constructiva y que aporte valor.

El debate, si lo sabes implementar en tu equipo, será un aporte positivo para el proceso creativo y una gran herramienta para la resolución de problemas.

Fomenta el positivismo

El positivismo es fundamental para el desarrollo de cualquier proyecto y el óptimo funcionamiento de un equipo.

No quiero decir con esto que el equipo deba ser positivo todo el tiempo, pues las emociones negativas también tienen su parte importante en el proceso creativo. Sin embargo, cuando domina la negatividad o se convierte en el estado de ánimo más presente entre los miembros del equipo, la tendencia es a caer en una espiral de pesimismo, autodefensa y falta de criterio.

Apuesta por una cultura organizacional positiva que fomente una actitud abierta a las nuevas ideas, que invite al planteamiento de cuestiones y preguntas, y que ayude a los colaboradores a pensar de una forma más amplia sobre el desafío inmediato.

sinéctica

Hoy tomo una palabra que me encanta para convertirla en el centro sobre el que girará este artículo: sinéctica.

La palabra « sinéctica » es un neologismo que surge en forma adaptada al español de la correspondiente inglesa « synectics », que expresa un concepto del inventor y psicólogo William J. J. Gordon. El nombre proviene del griego y significa, «el proceso creativo como la actividad mental desarrollada en aquellas situaciones donde se plantean y se resuelven problemas, con el resultado de invenciones artísticas o técnicas.»

Esta palabra, al mismo tiempo, representa una técnica y método de creatividad y una teoría de psicología.

Desde el plano psicológico, la sinéctica estudia el proceso creativo y los mecanismos psicológicos de la actividad creadora con el objetivo de utilizar la creatividad como herramienta para la resolución de problemas.

Desde el punto de vista de una técnica, supone un enfoque bien estructurado y que cuenta con sus propias pautas para aumentar las posibilidades de lograr soluciones a los problemas de una forma creativa.

Pero si hay que resumir todo lo anterior en una frase,a mí me gusta definir la sintética como una técnica que te obliga a pensar diferente.

La clave de esta técnica radica en la analogía; es decir, buscar la relación de semejanza entre cosas distintas.

Un buen ejemplo de resultado de la sinéctica es la llave inglesa. A pesar de su nombre, no se trata de un herramienta que surgió por arte de magia en Inglaterra, sino que es fruto de mucho tiempo de observación de los insectos.

En tu caso, cuando tienes un problema, ¿cómo lo enfocas? ¿Te ha servido en alguna ocasión salir del entorno en el que te encuentras, realizar otra actividad, dar un paseo o hacer algo de deporte para distraer la atención con otra cosa?
¿Cuántas veces nos ha ocurrido que damos con la solución a un problema que creíamos perdido y estábamos haciendo algo que no tiene nada que ver con ello? Esto ocurre porque, aunque estemos prestando atención a lo que hacemos en el momento, aunque no tenga nada que ver con el problema, nuestro cerebro sigue funcionando en busca de una solución; y al hacer algo diferente, lo que hacemos es aportarle nuevos datos y visiones.

mapa mental

¿Qué es un mapa mental?

Los mapas mentales, son un método que permite extraer y memorizar información. Un método de tomar notas de una forma creativa: cartografiando las ideas y reflexiones que giran en torno a un tema, por ejemplo, la empresa.

¿Que se precisa para crear un mapa metal?

  • Un papel extenso (preferible). Aunque, si lo prefieres, puedes hacerlo también sobre un DIN A4.
  • Lápices de colores, bolígrafos, rotuladores…

Independientemente del tema sobre el que se realice el mapa mental, todos tienen algunas características en común: 

  • Todos los mapas mentales deben central la idea o el asunto principal en una imagen central.
  • Los temas principales que derivan de la idea, el asunto o el concepto principal, se representan como bifurcaciones. Imaginemos que es un árbol: el tronco sería el asunto principal y las ramas más gruesas esos temas principales.
    Esas bifurcaciones deben ser representadas con alguna imagen o palabra clave asociadas.
  • Finalmente, los temas de menor importancia y se representan en el mapa como pequeñas ramas y hojas.

Ahora que tenemos claro qué es un mapa mental y cómo se leva a la práctica. El siguiente paso es saber cuándo surge la necesidad de introducirlo o aplicarlo a mundo de la empresa:

Lo cierto es que cada empero es un mundo y pueden ser muchos los casos o las circunstancias en los que la realización de un mapa mental puede ayudar y clarificar partes de un proyecto. Sin embargo, generalizando, a grandes rasgos, los motivos más comunes son:

  • Cuando se precisa definir un objetivo con todo tipo de detalles.
  • En la tomare decisiones importantes.

El mapa mental aplicado a la empresa

Definir un objetivo concreto con todo tipo de detalles es uno de los casos en los que los mapas mentales resultan más eficaces y útiles.

Imaginemos que se trata de un mapa mental en este sentido… A la hora de llevarlo a la práctica en el centro del papel iría representado el objetivo. Y a partir de ahí, el miembro o los miembros responsables de ese objetivo, comenzaría a proponer las bifurcaciones principales y definiendo los detalles.

Un ejemplo puede ser:

Bifurcaciones principales:

  • Fecha
    Fecha límite para alcanzar el objetivo, fechas intermediarias que son importantes, etc.
  • Recursos y herramientas
    Recursos y herramientas disponibles, necesarios, qué implica no contar con todos los recursos o herramientas, etc.
  • Impacto en el entorno
    A quién implicará: clientes, colaboradores, etc.

Que beneficios aporta la creación de un mapa mental en la empresa

  1. Uno de los principales beneficios es que permite poner todas las ideas en orden, organizarlas e incluso encontrar los nexos de unión entre todas ellas.
    Esto no sólo permite avanzar en el proyecto, sino que permite a la vez prever cualquier consecuencia de una decisión y reducir el cualquier impacto negativo que pueda tener.
  2. Realizar análisis exhaustivos en los que el foco principal se centra en el objetivo.
  3. Potencian la comunicación y colaboración entre todos los miembros implicados en el proyecto o la obtención de ese objetivo concreto. Esto no sólo mejora la productividad, sino que además suele dar lugar a nuevas vías de obtención del objetivo.
  4. Da pie a la creatividad y el dinamismo, dando lugar a mejores y más eficaces y productivas brainstormings (o lluvias de ideas).
  5. Ayudan a reducir los riesgos. Realizar mapas mentales entre todos los miembros de un proyecto permite un análisis con muchas perspectivas, reduciendo así el riesgo de olvidar detalles que pueden provocar consecuencias negativas o dando lugar a soluciones alternativas más eficaces o efectivas.