Entradas

desafios-a-los-que-un-directivo-se-enfrenta-en-el-entorno-digital

Hablábamos en el post anterior, Desafíos a los que un directivo se enfrenta en el entorno digital (I), de la importancia y necesidad de los directivos de hoy de adaptarse a los combados y adquirir la formación, conocimientos y habilidades básicas que exige el entorno digital.

Pero me gustaría ir  un poco más allá. Más allá de las razones y la lista de retos. O más bien ir al principio. Y es que, para poder enfrentar los nuevos retos se torna fundamental el primero de los desafíos cuando hablamos del entorno digital: entender el valor estratégico de la comunicación en la Era Digital.

La red avanza mucho más rápido que las  organizaciones  y, en este contexto, es hoy una necesidad imperante que los directivos conozcan ese valor estratégico y sepan comunicar de la mejor manera los valores corporativos de la empresa.
Ahora bien, por la experiencia adquirida trabajando con múltiples organizaciones y codo con codo con diferentes directivos, os puedo asegurar que esta gestión no es algo que se consigue de un día para otro, ni hay vías rápidas que permitan lograrlo en tiempos récord. Esta es una estrategia que se fragua a medio/largo plazo. Y, sobre todo, que exige profesionales muy formados y altamente capacitados para desarrollarla y llevarla a cabo con éxito.

Poseer una visión global es esencial y la única manera en la que cualquier directivo puede comprender, asumir, asimilar y manejar conceptos que, hasta ahora (o hasta hace relativamente poco tiempo) no formaban parte de su rutina laboral; hablo de conceptos como: dispositivos interactivos, omnicanalidad, redes sociales, interacción, big data, etc.

Una vez asumido el valor estratégico de la comunicación y su importancia hoy en día, el siguiente paso deberá ir orientado a las herramientas que permitirán hacer efectiva la estrategia, conocerlas y saber sacarles el partido suficiente como para redefinir servicios y/o productos, desarrollar nuevas fórmulas para la venta, aprovechar su poder para fidelizar clientes… En definitiva, mejorar los resultados de la entidad.

Aún, a nivel directivo, no se es del todo consciente del gran poder que puede ejercer la comunicación digital y el enorme impacto que, una estrategia bien planteada en el entorno digital puede provocar en la empresa.

¿Preparad@ para los apasionantes cambios?

directivos-entorno-digital

Ya de por sí, ser directivo, es todo un desafío; un desafío constante: orientar, coordinar, liderar, conocer  lo que se está trabajando; son solo parte de las necesidades de un puesto directivo. Pero esas necesidades no se quedan ahí, todo directivo debe estar al tanto de las tendencias en el entorno empresarial y siempre listo para adaptarse a los cambios, abiertos a la innovación.

Resistirse a los cambios es nadar contracorriente; y los que no quieran adaptares al nuevo contexto deben saber que con seguridad el contexto tampoco se adaptará a su modelo de negocio. Y en este pulso, los últimos años, nos han dejado claro quién es el ganador. El clásico «renovarse o morir», nunca había tenido tanto sentido.

Pero aquellos líderes que sí apuesten por los cambios, la innovación y la adaptación  y formación en competencias digitales, los que sí estén dispuestos a formar parte del nuevo entorno digital que gira en torno a la tecnología, la comunicación y la interacción con el cliente, tendrán ante sí un inmenso abanico de ventajas y posibilidades.

El primer paso para la transformación radica, sin ninguna duda, en la capacitación de los directivos en las competencias digitales básicas.

  1. Comunicación digital
    Para trabajar cuanto antes en el desarrollo de una entidad corporativa que permita a la marca o empresa posicionarse lo antes posible en el mundo digital.
  2. El consumidores ahora un prosumer
    Quizá no hayas escuchado antes esta palabra, pero tú también lo eres.
    Hoy en día, los consumidores no solo compramos y consumimos productos o servicios, sino que también generamos información y opinamos sobre ellos. Dependiendo de esas opiniones, lograremos generar mayor confianza y credibilidad o todo lo contrario. Y, gestionar esta información supone toda una ventaja a nivel competitivo para cualquier organización.
  3. Huella digital
    Todo lo que se publica en internet, es de internet y se queda en internet.
    En este mundo hiperconectado, lo que se dice en la Red sobre la empresa es, o al menos debe ser, un imperativo para cualquier líder o directivo.
    Es tan importante lo que escribe la propia organización sobre sí misma como lo que dejan los usuarios en la red acerca de ella. Y lo cierto es que gestionar toda esta información no es tarea sencilla, por lo que formarse para hacerlo de manera efectiva ha dejado de ser una opción para convertirse en una necesidad.