Entradas

equipos disfuncionales

A lo largo de los años, en mi trabajo con todo tipo de equipos de trabajo en diferentes entornos, he ido observando que, a pesar de las diferencias en muchos niveles, existen una serie de similitudes y puntos débiles en común.

Hablo, sobre todo, de cinco puntos o características que suelen afectar a los equipos de trabajo y que, de estar presente alguna de ellas, podríamos estar hablando de equipos disfuncionales.

Confianza. O más bien falta de ella

Es habitual en los equipos ver una falta de confianza entre sus miembros que se presenta también como miedo a ser vulnerables.

El problema es que si no hay confianza, cualquier objetivo o meta se vuelve casi inalcanzable.

Miedo al conflicto

También es común encontrar en los equipos ausencia de discusiones productivas provocadas por el miedo al conflicto.

Evitar la responsabilidad

Otras de las características comunes es evitar la responsabilidad. Y así tienen lugar acciones que no están alineadas con el equipo ni con los objetivos.

Falta de atención a los resultados

Otra características y además gran problema se presenta cuando los miembros del equipo muestran un desconocimiento del impacto de las acciones o tareas que realizan y, por lo tanto, desconocen también los resultados y consecuencias de las mismas.

 

Para un desempeño óptimo y es fundamental a nivel personal adoptar un sentido autocrítico que nos ayude a ser capaces de definirnos como individuos confiables o no, a ser sinceros con nosotros mismos sobre si nuestros comportamientos ayudan o imposibilitan la creación de un entorno de trabajo favorable.

La confianza es algo que debe tener como base a la propia persona, debemos confiar en nosotros mismos, ser sinceros y evitar las excusas.