Dime qué valores tienes y te diré cómo los debes vender

valoresLos expertos en recursos humanos coinciden y aseguran que uno de los grandes errores a la hora de buscar empleo es que los aspirantes no saben transmitir sus propios valores.

Elaborar un plan de marketing profesional a la hora de buscar un nuevo empleo ayudará a obtenerlo, sin duda. Las herramientas a utilizar en esa búsqueda activa de un nuevo empleo son las habituales (currículum vitae, carta de presentación, etc.). Sin embargo, los aspirantes no deben utilizar los mismos planteamientos que utilizan a la hora de buscar un primer empleo; el motivo es simple: se supone que ya posee experiencia.

Trataré de explicarte a continuación los aspectos a tener en cuenta. Toma nota:

Carta de presentación

La carta de presentación debe explicar de forma breve tus intenciones, necesidades y aspiraciones a nivel profesional; y también los valores que eres capaz de ofrecer a la empresa.

Debe estar adaptada a cada empresa a la que se dirige. Y en ella se deben destacar de forma clara y concisa todos los antecedentes laborales que mejor encajen con las necesidades de la compañía. No olvides resaltar tus logros y vende bien tu experiencia a través de un relato persuasivo de tu vida profesional.

Es habitual que la carta tenga como destinatario el departamento de recursos humanos de la compañía: ¡evítalo! Conviene que vaya dirigida a algún directivo de compañía o a alguna persona relacionada con el departamento de recursos humanos.

El currículum vitae 

Tu CV debe ser tu retrato profesional, mostrar sus antecedentes laborales y los objetivos y metas alcanzados a nivel profesional.

Trata de incluir en tu CV fechas, datos concretos y mensurables. Y, por supuesto, los objetivos que persigues de cara a la empresa y puesto al que tratas de acceder.

La entrevista 

Debemos diferenciar entre la entrevista de una persona que responde a una oferta de empleo y la entrevista de una persona que busca promocionarse. No es lo mismo, por lo tanto no se deben afrontar y abordar de la misma manera.

Cuando la entrevista tiene como objetivo la promoción de un profesional, la relación entre el entrevistador y el entrevistado es más igualitaria y, en la mayoría de los casos, el entrevistador se muestra más abierto y receptivo a lo que le quieres transmitir y ofrecer.

Antes de acudir a la cita en la que tendrá lugar la entrevista, tómate un tiempo que te permita preparar bien tus ideas y expresar con claridad cuál es tu objetivo en la compañía.
Lograr transmitir esto con éxito hará que el entrevistador perciba de ti una imagen dinámica y de competitividad.

Para terminar, dos consejos:

Evita desvelar el nombre de la empresa en la que trabajas actualmente.

Si puedes evitarlo; hazlo. Ten en cuenta que, aunque muchas veces te prometan discreción, en algunos casos no se cumple y el entrevistador acaba llamando a la empresa para solicitar referencias. Si finalmente no obtienes ese trabajo, es posible que ello afecte a la situación en tu actual empleo, o que directamente ponga en peligro tu puesto.

Un truco para evitar tener que dar el nombre de tu empresa actual es poner en tu CV algo similar a “actualmente desarrollo mi trabajo en una multinacional del sector de las telecomunicaciones”. Es un forma sencilla de dar pistas de donde trabajas en la actualidad sin desvelar el nombre de la empresa.
Llegado el momento de la entrevista, deberás tener suficiente capacidad de análisis para valorar si realmente es conveniente decir dónde trabajas exactamente o no.

Evita hablar mal de tu actual trabajo o empresa

Es habitual que, cuando un profesional se plantea cambiar de compañía, tienda a no hablar demasiado bien de su actual trabajo o empresa. Craso error.
Esto es algo que debes evitar por una cuestión de lógica: el entrevistador puede llegar a pensar que podrías hacer lo mismo en tu nueva empresa o con tu nuevo jefe.

Para evitar esta situación puedes transmitir a tu entrevistador que uno de los principales motivos de cambio se debe a la convicción de que en esta nueva compañía lograrás desarrollar mejor tu trabajo y habilidades.

 

Recuerda que el éxito de una entrevista depende, en gran medida, de tu capacidad para comunicar a la persona que te entrevista tus objetivos y valores.

1 comentario

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto la política de privacidad *

Acelera tu carrera  te informa que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por José Ramón Valbuena como responsable de esta web. Finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales: gestionar el alta a esta suscripción y remitir boletines periódicos con información y oferta prospectiva de productos o servicios propios y de terceros afiliados. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@aceleratucarrera.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar nuestra política de privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.