El empowerment o empoderamiento es una metodología de trabajo que va de acuerdo a los nuevos modelos de empresa que están surgiendo, en donde las jerarquías ya no son tan rígidas y la toma de decisiones es más democrática. Se trata de una filosofía en la cual los empleados pasan a tener más responsabilidades dentro de la empresa con el objetivo de generar mayor motivación y compromiso de los mismos, generando de este modo mayor productividad.

Empowerment

Esta forma de gestión de las empresas forma parte de los nuevos modelos empresariales que dejan atrás las estructuras rígidas y jerarquizadas de los modelos tradicionales, en donde las decisiones eran tomadas de manera unidireccional. El empowerment considera a los empleados como partes activas de los procesos de las empresas y les permite desarrollar sus capacidades de liderazgo y sus habilidades en las tomas de decisiones.

¿Cuáles son los puntos clave del empowerment?

El empowerment se basa en cuatro principios básicos que rigen la implementación de esta metodología y la definen. Estos principios deben tenerse en cuenta para asegurar el éxito de la implementación del empowerment. Los mismos son:

  • Poder: Se le debe otorgar poder y autonomía a todos los niveles de la empresa con el fin de mostrar confianza en el equipo de colaboradores. De esta manera todos se sienten valorados y pueden tener responsabilidad en la toma de decisiones. En este punto es importante equilibrar el poder que se les otorga y la responsabilidad que se les exige a los empleados, ya que en estructuras jerárquicas más tradicionales ha generado problemas.
  • Motivación: es una de las claves que impulsa el nacimiento de este tipo de estructuras empresariales. El empowerment busca que los empleados se encuentren motivados al realizar su trabajo, por lo que se trata de reconocer su esfuerzo y recompensar los buenos resultados.
  • Desarrollo: para lograr llevar adelante el empowerment en una empresa, es esencial que todos puedan formarse en habilidades no sólo empresariales sino también en aquellas relacionadas con la autonomía y la responsabilidad laboral. La capacitación permanente es una de las claves más importantes del empowerment y uno de los puntos a considerar para lograr el éxito.
  • Liderazgo: otro de los principios básicos que rigen el empowerment es el liderazgo compartido entre los empleados. Ya no existe la estructura jerárquica tradicional y las empresas deben entender esto y permitir que los colaboradores se conviertan en líderes.

¿Cuáles son los beneficios del empowerment para las empresas?

Empleados motivados y más productivos

La aplicación del empowerment en las empresas trae como principal ventaja empleados motivados y, en consecuencia, más productivos. El reconocimiento de sus capacidades y la confianza que se les otorga al darles autonomía y poder permite que mejoren su autoestima y se comprometan más con su trabajo. Todo esto da como resultado una mayor productividad y empleados más satisfechos con sus tareas.

Se agiliza la toma de decisiones

El empowerment también ayuda a agilizar la toma de decisiones ya que las aproxima al lugar donde se llevan a cabo. En las estructuras tradicionales de jerarquía, las decisiones se toman en los puestos más altos, que muchas veces no tienen toda la información suficiente acerca del funcionamiento cotidiano. 

Los empleados sólo ejecutan las decisiones que toman otros y esto puede generar frustración si no se solucionan problemas básicos, problemas que ellos conocen a la perfección. Son los empleados los que están más cerca de la acción y conocen a la perfección las problemáticas diarias, por lo que cuentan con las herramientas necesarias para tomar las decisiones indicadas. 

Por otro lado, el empowerment ayuda a que se agilice la toma de decisiones, porque ya no es necesario que las mismas sean aprobadas por diferentes personas en la escala jerárquica antes de ser implementadas. 

Se aprovechan las competencias y habilidades de los trabajadores

La implementación de esta filosofía de trabajo beneficia a las empresas porque pueden aprovechar al máximo las capacidades de los trabajadores y pueden desarrollar sus competencias. Al estar en posiciones en las cuales pueden tomar decisiones, los colaboradores deben formarse y pueden desarrollar su talento en ambientes que fomentan el crecimiento profesional. 

La continua formación que deben tener los trabajadores en empresas que elijan el empowerment, los ayuda a conocer y desarrollar sus capacidades, además que pueden aplicarlas en sus tareas diarias. De esta manera, las empresas pueden contar con un capital humano altamente capacitado para las tareas que realiza y también empleados satisfechos por poder explotar al máximo sus competencias.

¿Cómo implementar el empowerment en una empresa?

En primer lugar, es importante analizar la situación de la empresa y asegurarse que el departamento de recursos humanos está preparado y capacitado para afrontar este cambio rotundo. Hay que considerar que se trata de una metodología que debe implementarse paso a paso y en diferentes áreas para poder prevenir posibles obstáculos y lograr mejores resultados.

Analizar los trabajadores para verificar los talentos y recursos que posee la empresa es el siguiente paso, lo que permite conocer con qué competencias se pueden contar y qué tipo de responsabilidades pueden delegarse en cada empleado para alcanzar los objetivos propuestos. 

Detectar los problemas que pueden surgir y las áreas o colaboradores que pueden ofrecer más resistencia al cambio es otro punto a considerar. Un cambio de metodología de trabajo de este nivel seguramente encontrará resistencias y es importante tener en cuenta las áreas más conflictivas para implementar acciones al respecto.

A continuación, se deben implementar técnicas que permitan lograr una empresa que tenga como estrategia de funcionamiento el empowerment. Algunas de estas técnicas son:

  • Rotación de los empleados: no es algo que pueda implementarse en todos los colaboradores, pero sí puede hacerse con aquellos que tengan potencial y capacidades para la toma de decisiones. Conocer los procesos internos de la empresa en su totalidad, permite tener una visión estratégica y tomar decisiones basados en información fidedigna.
  • Compartir responsabilidad con los trabajadores: es una manera de hacer que los colaboradores se sientan parte, ya sea a través de reuniones o de otras formas de consultas. Es importante que los empleados sientan que sus ideas son tenidas en cuenta y se aplican en el día a día y son responsables también de las decisiones que se tomen.

Empowerment: It’s an Inside Out Process | Sharon Esswein | TEDxHilliard

Cómo motivar a los profesionales de tu empresa en 10 minutos | Alfonso Alcantara

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Acepto la política de privacidad *

Acelera tu carrera  te informa que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por José Ramón Valbuena como responsable de esta web. Finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales: gestionar el alta a esta suscripción y remitir boletines periódicos con información y oferta prospectiva de productos o servicios propios y de terceros afiliados. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@aceleratucarrera.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar nuestra política de privacidad.