Liderazgo y trabajo en equipo, dos conceptos que van de la mano

liderazgo y trabajo en equipo

Liderazgo y trabajo en equipo son dos aspectos fundamentales para el desarrollo de cualquier compañía. Por tanto, ambos conceptos van de la mano…

Cuando hablamos de liderazgo hablamos de la capacidad de un profesional para orientar para alcanzar los objetivos marcados. Un buen líder es aquel capaz de tomar las riendas en este sentido. Es prácticamente imposible entender el liderazgo sin grupos de trabajo.

Existe un sinfín de perfiles de líderes; en cualquier caso, el éxito de un proyecto depende de la capacidad de saber combinar liderazgo con equipo, encontrar el líder adecuado para cada equipo y también equipos que puedan ser dirigidos.

El líder y el equipo de trabajo

Antes de comenzar a trabajar juntos, de iniciar un proyecto o de emprender, el líder debe tener en cuenta algunos aspectos necesarios para el óptimo desarrollo del trabajo. Quizá, los más importantes son los siguientes:

Ser capaz de lidiar e integrar las diferencias del equipo

Una de las características de cualquier equipo de trabajo son las diferencias que suelen existir entre sus miembros. En ello influye mucho la personalidad de cada uno, pero también los intereses individuales o los roles que cada uno tiene.

Ser capaz de crear sinergias 

Un buen líder debe ser capaz de dirigir los intereses de cada uno de los miembros de su equipo hacia un mismo punto: los objetivos de las empresa o el proyecto.

Generar resultados positivos

La labor del líder consiste, a grandes rasgos, en promover cambios, siempre en positivo y mejoras en el mismo sentido.

Características de un buen equipo de trabajo

El liderazgo es fundamental para el buen desempeño de un equipo de trabajo, pero no lo único necesario, otras características deben estar también presentes…

La comunicación es, probablemente, una de esas características clave. Debe ser clara, directa y circular con facilidad y eficacia, tanto en sentido ascendente como descendente.
Importantísimo es también el compromiso por parte de cada uno de los miembros del equipo.
La confianza debe hacer acto de presencia de manera continua entre los miembros de ese equipo, tanto entre ellos como la confianza en el proyecto, de lo contrario el grupo estará abocado a la desintegración.
Flexibilidad y capacidad de adaptación son dos términos necesarios en cualquier grupo de trabajo.
La creatividad otra característica indispensable, para marcar la diferencia es preciso innovar.
Y, por supuesto, el optimismo siempre, incluso en las situaciones más complicadas. Un buen equipo no renuncia a sus objetivos, por difícil que prometa ser el camino.

 

 

1 comentario

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto la política de privacidad *

Acelera tu carrera  te informa que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por José Ramón Valbuena como responsable de esta web. Finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales: gestionar el alta a esta suscripción y remitir boletines periódicos con información y oferta prospectiva de productos o servicios propios y de terceros afiliados. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@aceleratucarrera.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar nuestra política de privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.