El fracaso es una palabra que proviene del vocablo italiano “fracassare”, que traduce como “romperse” o “estrellarse”. La frustración hace referencia al hecho de no lograr cumplir o conseguir un proyecto, un sueño, una pretensión, un negocio.

Todos podemos tener miedo al fracaso, unos en mayor grado que otros. De hecho sentirlo no es malo y si se manifiesta de manera moderada, puede llegar a ser muy beneficioso para impulsarnos a emprender nuevos proyectos, nuevas ideas o para mejorar lo que ya estamos haciendo.

El problema surge cuando este temor al fracaso es irracional, extremista y llega a paralizar a quien lo sufre.

Este es el principal problema de los pacientes diagnosticados con Atiquifobia, definida como un miedo constante, injustificado y anormal a fracasar, a cometer errores y a equivocarse. Esta fobia afecta totalmente la calidad de vida de quienes lo sufren.

Estudios indican que aquellos niños que han sido sometidos a altos niveles de exigencia pueden desarrollar este trauma a lo largo de su vida.

Cuáles son los síntomas de la Atiquifobia

  • Buscar el perfeccionismo en todo lo que se hace.
  • Problemas de autoestima (autoimagen negativa).
  • Alto nivel de auto exigencia, excesiva rigidez consigo mismo.
  • Presencia de bloqueos cognitivos o quedarse en blanco cuando la persona se expone a una actividad pública en la que se teme fracasar.
  • Manifestaciones físicas como presencia de taquicardia, temblores, sudoración, molestias estomacales (diarrea, dolor de estómago), justo en el momento de iniciar alguna actividad en la que se teme equivocarse y fracasar.
  • El principal síntoma de la Atiquifobia es evitar a toda costa aquellas actividades donde la persona se siente examinada, puesta a prueba y sobre las cuales hay temor de no poder culminarlas con éxito.

 

Atiquifobia o Miedo al fracaso: claves para transformarlo en un aliado

Aceptar y buscar tratamiento profesional

Lo más importante es ser consciente del padecimiento y aceptar que no se pueden manejar los síntomas por sí mismo. A partir de allí el siguiente paso es acudir a expertos.

Ser consciente de todas las experiencias exitosas logradas

La segunda fase se orienta a hacer un recuento de las iniciativas o actividades que ha logrado superar con éxito durante su vida, haciendo énfasis en qué lo motivó a realizarlas. El objetivo es desterrar los pensamientos negativos que paralizan y les impide afrontar nuevos retos.

Aplicar técnicas de autoayuda y motivación

Estas técnicas pueden aplicarse antes de iniciar una nueva tarea o en el momento de enfrentarse a una crisis inesperada. El objetivo es que los atiquifóbicos asuman y acepten su miedo, asimilen que el fracaso es parte de la vida y que lo mejor es asumir cualquier tarea con actitud positiva para poderla concluir con éxito.

La célebre escritora británica J. K. Rowling dice: «es imposible vivir sin fracasar en algo, a menos que vivas tan cuidadosamente que dé lo mismo que estés viviendo. Y en ese caso habrás fracasado por defecto».

Antes de acabar os dejo con la charla de Iñigo Sáenz realizada en TEDxLeon: El fracaso, el combustible de tu éxito

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto la política de privacidad *

Acelera tu carrera  te informa que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por José Ramón Valbuena como responsable de esta web. Finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales: gestionar el alta a esta suscripción y remitir boletines periódicos con información y oferta prospectiva de productos o servicios propios y de terceros afiliados. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@aceleratucarrera.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar nuestra política de privacidad.