Para muchas personas la Navidad es una época de alegría y felicidad en la que compartir con sus seres queridos. Pero, para otras, no son más que unas fiestas que recuerda lo que han perdido. No existe un término medio, hay a quienes les encanta y otros no las disfrutan tanto. Pero, La Navidad existe, no es solo un cuento.La Navidad existe

Seguramente cuando eras pequeño vivías las fiestas de una forma diferente, te despertabas ilusionado el día de navidad y abrías los regalos, comías en casa de tus abuelos con tus primos y pasabas la tarde jugando con tus regalos nuevos. Y a medida que crecemos las circunstancias nos obligan a cambiar los hábitos.

Hay personas que se sienten cómodas con estas fechas, ya sea porque le gustan las tradiciones y han sabido conservarlas o porque tienen niños donde es casi imposible pasar por alto que la Navidad existe. Y prácticamente la ilusión de las fiestas se vive por los hijos, nietos, sobrinos etc…. Ver como abren sus regalos, juegan unos con otros o la cara que ponen cuando decoran el árbol son momentos únicos que no quieres dejar pasar.

Pero muchas de estas personas que viven el sentido de la Navidad la van perdiendo en el camino.

Es cierto que esta época del año, es estresantes para todos, las compras de los regalos, preparación de las cenas, la decoración nos tienen corriendo de un lado a otro. La falta de tiempo hace que nos vayamos desencantando a medida que pasan los años, y más cuando los niños se van haciendo mayores. Además, todo ha ido cambiando y ya no es como recuerdas, este hecho hace que las fiestas nos generen rechazo.

Aferrarnos a recuerdos puede producir que todo lo que pasa a nuestro alrededor ahora ya no nos parezca tan bueno. Y por ello asumimos que la Navidad no existe para nosotros.

Lo queramos o no la Navidad existe, por ello debes aprovecharla

Pues sí, la Navidad existe y no podemos escapar de ella. Muchos viajan en esta época del año para evitarla, pero el año que viene les estará esperando. Otros no tienen la suerte de poder gastar dinero en viajes y no les queda más opción que poner buena cara, a la felicidad que generan estas fiestas. No pienses que la Navidad tiene un sentido que no compartes, simplemente aprovéchalas  para dedicarle tiempo a tu familia o amigos. Y dale el sentido que tu quieras.

Mi consejo es que no la evites, vive la navidad como quieras vivirla, crea tus tradiciones y haz lo que te apetezca. Aprovecha estos días libres para tener tiempo para ti o para tu familia, haz excursiones el día de Navidad, visita amigos o familia que hace tiempo que no ves y sobre todo disfruta. Date caprichos, mímate y cuídate.

Busca en tu interior la ilusión que tenías y sobre todo intenta darle a los más pequeños de la casa, recuerdos tan buenos como los que tu tenías de niñ@.

Utiliza las fiestas como época de reflexión. Reflexión sobre nosotros mismos y hacia los demás. ¿ Quiero cambiar?, ¿Qué no ha funcionado este año? ¿Qué objetivos nuevos me marco? , toma las navidades como un punto de partida para comenzar nuevos retos.

Utiliza la Navidad para dejar atrás lo malo en tu vida y atrapar lo bueno.

La navidad no es un cuento, es una oportunidad. Cógela y vívela con entusiasmo. Desde Luego que la Navidad existe.

Sin duda, la pandemia ha generado grandes cambios en el mundo laboral, y a la vez ha planteado nuevos retos tanto a todos los componentes de las Organizaciones. En la mayoría de los casos ha sido necesario modificar muchos procesos que antes se hacían de forma presencial y que requerían el contacto entre muchas personas. Muchos de estos procesos se han tenido que hacer de forma virtual con las posibilidades que esto ofrece, y en varias ocasiones ha causado varios inconvenientes ya que la tecnología y las redes sociales pueden fallar en cualquier momento.

Sin embargo, más allá de un buen capital, para adaptarse a esta nueva normalidad y para seguir creciendo en el mercado son indispensables 3 elementos: Confianza, Resiliencia, y Valentía. Sin estos sería muy complicado para cualquier empresario mantener su empresa posicionada y alcanzar el éxito en cada uno de sus proyectos.

¿Cuál es la nueva normalidad?

Como he señalado anteriormente, ha habido muchos procesos que se han tenido que adaptar a una modalidad virtual para que las empresas puedan continuar con el trabajo y avanzar en los proyectos planteados. 

Asimismo, los empresarios han tenido que cambiar muchos aspectos de sus formas de hacer, han tenido que adaptar las instalaciones de sus empresas para atender al público con todas las medidas de seguridad necesarias, y también ha sido necesario invitar al público a realizar muchos procesos de forma virtual para evitar que un gran número de personas se reúnan en sus instalaciones. 

Además de que ha generado muchos gastos para los empresarios, esto les ha exigido un cambio de mentalidad en muchos aspectos, ya que no ha sido nada fácil reinventarse y mirar hacia el futuro en estos momentos tan complicados. Sin embargo, siempre y cuando se tenga mente positiva y ganadora todo puede ser mejor.

La confianza ha sido la principal aliada para empezar desde cero

Para los directivos ha sido muy importante confiar en su equipo de trabajo, y en su capacidad para sacar sus empresas adelante. Si no hay confianza es muy difícil empezar con pie derecho en esta etapa de reinvención, este sentimiento de esperanza es el que puede brindar la motivación suficiente para enfocarse en las cosas buenas y en la manera como se puede sacar partido de esta situación que afronta el mundo. Es fundamental buscar la correlación entre Confianza y Compromiso.

Tú y yo sabemos que una buena actitud siempre será fundamental para enfrentar cualquier problema, así que por más obstáculos que se crucen en tu camino, evita perder la confianza en ti y en tu equipo de trabajo. 

Como dice el refrán:

“lo malo no es caer, sino encariñarse con la piedra”. 

Entonces da lo mejor de ti para que esta no sea una crisis, sino una oportunidad para sacar adelante cada uno de tus proyectos como empresario, trabajador…

La resiliencia y la valentía se han sido indispensables para salir bien librado de la pandemia

Para seguir en marcha y no cerrar las empresas ha sido indispensable asumir con resiliencia cada uno de los retos que la pandemia trajo. Si bien es cierto que no ha sido fácil y que en muchos casos los empresarios han tenido que recortar presupuestos y hasta despedir personal, también es cierto que ha sido fundamental ser valiente y saber resistir la crisis. De lo contrario, se puede llegar a desfallecer con facilidad y a tirar años de trabajo y esfuerzo. 

Ahora, también es cierto que es importante estar bien informado, buscar alternativas innovadoras, hacer cambios significativos para poder encajar en la nueva normalidad, etc. Pero nada de esto puede ser eficaz si no hay un EQUIPO con gran Resiliencia y valentía trabajando duro para que todo nos conduzca a buen puerto y la Compañía (que somos nosotros) no se vea tan afectada.

Entonces, si tú como empresario / trabajador, directivo, mando… has pensado en muchas ocasiones en renunciar a tu empresa y tirar la toalla, este es el momento apropiado para que empieces a trabajar tu resiliencia y a fortalecer tu valentía. No te quedes de brazos cruzados, reúnete con tu equipo de trabajo para buscar soluciones a cada una de las crisis que atraviesa la empresa, pierde el miedo a enfrentar nuevos retos, analiza muy bien la situación de tu empresa y haz todo lo que esté a tu alcance para que esta se mantenga contagia actitud positiva. 

Recuerda que tus ganas de salir adelante siempre deben ser más fuertes, y que por complicada que sea la situación por la que tu empresa está pasando no puedes perder de vista tus objetivos. Quizá sea necesario replantear muchos de estos pero esto no te debe desanimar, TU empresa debe seguir presente en el mercado y posicionarse como una de las mejores.

Estrategias para ganar resiliencia con la crisis del coronavirus

¡ÁNIMO!

El trabajo a distancia toma fuerza cada día que pasa. No es para nada nuevo la tendencia a generar dinero sin salir de su casa. Sin embargo, era un sector que no estaba regulado y que crecía abruptamente. Por esta razón, el 22 de septiembre de 2020, el Gobierno aprobó una ley para que exista regulación. La medida fue acelerada en parte por las exigencias de la pandemia.

¿De qué trata la ley de regulación al trabajo a distancia?

Lo primero que hay que conocer es que la ley entró en vigor a partir del martes 13 de octubre. El boletín oficial publicó la nueva norma (Real Decreto, ley 28/2020) y dio un plazo de 20 días para que puedan adecuarse al nuevo plan.

El objetivo es claro. Lo que se busca con esta ley es “una regulación suficiente, transversal e integrada en una norma sustantiva única que dé respuestas a diversas necesidades, equilibrando el uso de estas nuevas formas de prestación de trabajo”.

En casos donde el trabajador tenga que cumplir más del 30% de su jornada a distancia, en un periodo superior a los tres meses, debe existir un contrato que lo estipule. Del mismo modo, el empleador tendrá la obligación de abonar los gastos que puedan surgirle al empleado el realizar su actividad de esta manera.

Otro punto importante de esta nueva ley es que el trabajo que se realiza a distancia o de manera remota tendrá que ser sufragado o compensado por la empresa contratista. Por otra parte, la compañía no puede, bajo ningún concepto, suponer que el empleado se haga responsable de las herramientas, equipos y gastos que provengan directamente de esto. En este sentido, serán los convenios colectivos o acuerdos los que determinen las correspondientes compensaciones que deban ejecutarse.

Por otro lado, según esta norma, todas las labores que hayan sido modificadas por la situación sanitaria a causa de la pandemia estarán enmarcadas dentro de las obligaciones y derechos ordinarios, mientras se mantengan las distintas medidas epidemiológicas. En este sentido, las empresas ya tienen la obligación de otorgarle las herramientas necesarias y el mantenimiento de los materiales de trabajo a los empleados que realizan su labor desde su hogar.

En el caso que deban realizarse compensaciones y no hayan sido efectuadas, serán los convenios y contratos colectivos los que determinen la forma de compensación por los gastos generados dentro de la pandemia.

Derechos iguales para todos los trabajadores

Un aspecto fundamental es que la ley exige que, sin importar la condición en que se realice la actividad, se deben mantener los mismos derechos y obligaciones laborales. La retribución, estabilidad en el empleo, posibilidad de promoción, formación y tiempo de trabajo deben ser respetados.

La ley de teletrabajo resumida

En pocas palabras, la ley de teletrabajo indica que esta modalidad será de tipo voluntaria. Si ambas partes están de acuerdo, debe existir un contrato que avale este tipo de relación laboral. Así mismo, es de carácter reversible. En cualquier momento, el trabajador o empleador podrá modificar ese convenio y volver a la rutina pre pandemia.

Este contrato puede ser realizado antes, durante o posterior a la pandemia, siempre que exista la conformidad de las partes. La ley enuncia fuertemente que no debe ser impuesto y que toda modificación debe estar firmada y contemplada entre los individuos.

Una diferencia muy marcada que hace la ley en este sentido es sobre el teletrabajo, el trabajo a distancia y el trabajo presencial. El primero es cuando una persona realiza sus actividades exclusivamente por medios electrónicos o sistemas informáticos o telemáticos. Debe notarse una prevalencia de este tipo de actividad para ser considerado teletrabajo.

El trabajo a distancia es otra de las categorías que menciona la ley de teletrabajo. Se denomina de esta manera a toda actividad que la persona haga desde su hogar, o el lugar que el empleador decida y sea en forma regular. En otros términos, el teletrabajo y el trabajo a distancia son muy similares, pero conceptualmente tienen grandes diferencias. En el primero, la persona decide sobre el lugar y tiene prevalencia de métodos electrónicos. En cambio, en el trabajo a distancia, el empleador puede decidir el lugar para realizar la labor y no siempre puede tener mayoría de métodos electrónicos para ejercer su desempeño.

Por último, el trabajo presencial. Es el que la mayoría define como tradicional. Una persona que se desempeña en el lugar que su jefe decide y realiza las actividades dentro del espacio físico de la empresa. De esta manera, al igual que en el teletrabajo, el empleador tiene decisión sobre el lugar que se utilice para ejercer las actividades.

Teletrabajo y confianza

El trabajo remoto es el presente, y su base es la confianza Damián es Ingeniero en Informática de la UBA. Tiene más de 10 años de experiencia en la industria, trabajó en empresas como Microsoft y Auth0, y se desempeña en esta última como Director de Ingeniería. En sus ratos libres le gusta pasar tiempo con su familia, amigos, hacer asados, practicar deporte y mirar la NBA.

Teletrabajo: conferencia de David Blay en TEDx

Comparto también una conferencia del speaker David Blay, experto en Teletrabajo. Como especialista en teletrabajo, asesora tanto a trabajadores freelance como a empresas, sobre los beneficios en forma de ahorro, de productividad, de retención del talento y de implicación de los empleados, que tiene este formato.

Llevar una mala relación laboral con el jefe, puede ser una de las peores situaciones que cualquier empleado puede enfrentar a lo largo de su vida profesional. Y es que, de él dependen muchas cosas, por ejemplo, las tareas o funciones que te asignen y quizás la posibilidad de ascender o no dentro de la compañía.

Dicho esto, y si no quieres que la situación empeore con el paso del tiempo y que para ti sea toda una tortura ir a tu trabajo cada día, a continuación, te vamos a compartir unas pautas importantes que debes tener en cuenta para que la situación sea más llevadera. 

Cómo comportarse delante de un mal jefe

De acuerdo con una encuesta realizada por la consultora de colocación OfficeTeam, alrededor del 50 por ciento de los empleados piensan que, en algún momento han tenido un mal jefe ¿es este tu caso?

Recomendaciones para identificar y actuar ante un mal jefe de la forma más inteligente 

Trabajar para un jefe que carece de las cualidades necesarias para dirigir personas, puede llegar a causar mucha frustración, frenar el crecimiento profesional e incluso, perjudicar nuestra salud seriamente.  Es por esto, por lo que es importante que pongas mucha atención a las recomendaciones que te vamos a dar y que de esta forma puedas reaccionar de la manera correcta, sin morir en el intento. 

Identifícalo:

empecemos por algo realmente importante y analiza si los comportamientos de tu jefe están perjudicando tu trabajo o es que simplemente no hay empatía, lee este listado de ideas equivocadas que por lo general tienen los malos jefes.

  • Liderazgo es igual a ordenar y controlar. 
  • Eres un mal empleado si no quieres trabajar horas extra. 
  • “Yo manejo números, no personas”.
  • Yo soy quien toma las decisiones. 

Identifica los rasgos más comunes de los malos jefes:

  • El abusivo: trata mal y humilla a sus empleados. 
  • El micromanager: es incapaz de delegar y quiere tener el control de todo. 
  • El mal comunicador: no brinda la dirección oportunamente, no hay un diálogo fluido. 
  • El saboteador: no reconoce el trabajo de su equipo, le gusta culpar a los demás cuando algo sale mal. 
  • El voluble: tiene cambios bruscos de humor, los cuales confunden a los empleados. 

Analiza cómo es tu desempeño:

si ya sabes a qué tipo de jefe te estás enfrentando, entonces lo mejor que puedes hacer es asegurarte de que tu desempeño llene las expectativas del puesto. No es muy válido que, ante los comportamientos negativos de tu superior, adoptes una postura de víctima sin antes evaluar la calidad de tu trabajo realizado. 

No te lo tomes personal:

no puedes olvidar que, tu jefe también tiene un jefe. Es por esto por lo que, muchos de los comportamientos negativos que este tiene, se relacionan con la dinámica que este tiene con su superior. Además, influye mucho la situación de la empresa y proyectos asignados a tu área. 

Entonces, analiza qué está pasando alrededor y abandona la idea de que tu jefe es malo contigo porque sí, trata de comprender las situaciones externas que influyen en la relación con tu jefe y así aprenderás a actuar asertivamente. 

Siempre trata de proteger tu trabajo:

cuando tienes un jefe que se toma el crédito de tu trabajo a título personal, lo mejor que puedes hacer es llevar un control de los proyectos en los cuales has participado. De esta forma podrás destacar tu buen desempeño ante otros superiores en caso de ser necesario. 

Ponle límites:

si, tu jefe es tu superior, sin embargo, hay que comprender que una relación laboral no tiene nada que ver con la palabra sumisión y es, más bien un intercambio. Así que, si tu jefe tiene actitudes negativas hacia ti, el primer paso para intentar solucionar la situación es el diálogo. 

Renuncia:

si la situación no cambia, buscar un nuevo empleo siempre puede ser la opción más inteligente. 

Antídoto para sobrevivir a un jefe incompetente

Por ultimo esperando te pueda ser de ayuda te dejo un vide de Daniel Sánchez Reina.

Daniel Sanchez Reina lleva la mayor parte de su carrera trabajando en la transformación de las empresas en entidades eficientes, y en los campos de economía, tecnología, logística y Recursos Humanos, y está convencido de que existe un Antídoto para sobrevivir a una jefe incompetente.

 

La filtración de información dentro de un equipo de trabajo es algo que se presenta con mucha frecuencia en todo tipo de empresas sin excepción alguna. Sin embargo, lo más importante para saber cómo comportarse ante estas situaciones, depende en gran medida de evitar replicar dicha información, dado que, de hacerlo, esto podría tener graves consecuencias para el empleado y todos los involucrados.

Cómo comportarse en caso de filtración de información dentro de un equipo de trabajo- no mates al mensajero

Además, una de las prácticas más comunes dentro de los equipos de trabajo y que muchas veces afectan el clima laboral y la productividad de manera directa, es permitir que la filtración de información continúe su curso y afecte el funcionamiento normal de la empresa.

Y es que, a menudo, la filtración de información tiene que ver sobre el futuro de la empresa, en muchos casos se filtran los nombres de empleados que serán despedidos y otros que serán promovidos. Esta situación debe ser frenada a tiempo y de la manera más discreta posible, puesto que cuando se filtra información sensible, puede desencadenarse molestias entre los empleados afectados quienes incluso llegarán a quejarse ante HHRR (Humanos con Recursos) exigiendo, entre otras cosas que no se les oculte información.

Filtración de información: ¿Qué hago si un trabajador habló de más?

Algunos expertos en temas de HHRR, comparten algunas valiosas recomendaciones para ponerle freno a los casos de filtración de información. Lo ideal es que, si los rumores han comenzado estos se detengan cuánto antes y así evitar que tengan un efecto de “bola de nieve”.

  • No le des tanta importancia: cuando se habla de restar importancia, no quiere decir que debas ignorar que un empleado está filtrando información delicada. No, por el contrario, lo que debes hacer es no entrar en el juego, es decir, no sigas comentando el tema, ponle freno a los rumores y mantén la calma.
  • Comienza a gestionar las buenas prácticas: según un estudio de la consultora Ábaco Siglo XXI, la filtración de información reduce significativamente la productividad de los trabajadores, pues estos se enfocan en especular, algo que les quita en promedio tres horas de su jornada laboral.

Es por lo anterior que, es muy necesario que las empresas comiencen a generar una cultura en contra del mal manejo de la información confidencial. Además de promover las aclaraciones de manera frontal con él o los empleados involucrados.

  • Llevar a cabo una conversación enfocada: cuando se ha presentado un caso de filtración de información, es de vital importancia que el jefe hable seriamente con el empleado de forma privada, con el fin de no afectar su reputación.
  • Evitar que la filtración de información afecte las labores: cuando se trabaja en equipo, por lo general existen tensiones y desacuerdos. Filtrar información delicada, podría poner en duda las capacidades de algún trabajador o crear una “mala fama” a la empresa. Así que, lo mejor siempre será tratar de solucionar los rumores de forma directa.
  • Separar al personal que filtra información: cuando esto ha sucedido lo más recomendable es que a partir de ese momento, dicha persona tenga acceso a la mínima información posible, para así evitar repetir este tipo de episodios en el futuro.
  • Cuida la reputación de quien ha revelado la información: sea cual sea el motivo por el cual un empleado ha filtrado información, es posible que, si no se le da el manejo adecuado, es decir, que se revele el nombre de la persona responsable, se desencadene un mal clima laboral debido al rechazo por parte de sus compañeros.

Cómo prevenir la fuga de información empresarial

Las diferentes competencias, aptitudes y habilidades de un directivo que dentro de toda empresa de deben poseer, están sujetas al objetivo común de la mediación, coordinación y gestión del capital humano de toda empresa en favor de una meta generalizada que desea alcanzarse. Frente a este modelo de gestión de procesos, un directivo debe poseer un comportamiento interdisciplinario en favor del control  eficiente de dicho personal. Uno que sea además capaz de adaptarse a las nuevas tendencias y modismos del mercado.

Habilidades de un directivo de obsoleto a relevante

A pesar de que el ideal perfil de un directivo adecuado, actualmente goza de rasgos completamente descentralizados, si existen al menos un cúmulo básico de características necesarias que deben ser desarrolladas por este, para que su empresa y personal logre desarrollar su potencial al máximo.

  • Habilidades un directivo para el liderazgo y delegación:

Si bien hoy en día la palabra liderazgo suele ser mayormente confundida con estar situado frente a una posición de poder. Desde el punto de vista empresarial esta implica la motivación adecuada de cada uno de los integrantes de su equipo, en favor del logro de los objetivos deseados. Incluyendo además características, de guía, instructor y entrenador de cada integrante. Este primer rasgo entra en común acuerdo con el arte de saber delegar, de hacer responsable a un elemento del  grupo de específicas responsabilidades. Un directivo altamente competente debe ser capaz de saber qué tipo de tareas debe delegar y cuáles no.

La Importancia De Delegar – Liderazgo De Steve Jobs (Apple)

 

  • Capacidad para el reconocimiento de talento y la construcción de equipos.

Un personal directivo completamente óptimo en sus funciones, siempre conoce la diferencia entre lo que es un grupo de un equipo. Por lo tanto, el mismo siempre deberá promover la integración grupal reconociendo cada una de las habilidades particulares de cada individuo, seleccionando entre ellos al más conveniente para el logro de las metas que el mismo debe promover. Moralmente el resultado de todo ello, será la aparición de un equipo de trabajo con un sentimiento de éxito y fracaso compartido. Con una directa anulación de objetivos particulares e individualistas. El líder también debe saber comunicarse, asegurando que sus instrucciones sean comprendidas de forma completa. De igual manera,  debe procurar transmitir esta característica entre sus subordinados, a fin de fomentar una atmósfera de integración, solidificación y por ende el logro de buenos resultados.

El trabajo en equipo, una herramienta para el éxito | Karem Achach Ramírez |

  • Empatía junto a habilidades técnicas y sociales:

Empatizar es un acto que ocurre cuando las habilidades de un directivo son suficientes para comprender el punto de vista de los miembros de su grupo. Es un arma eficaz para la mediación de procesos, resolución de conflictos y para la creación de un clima laboral que fomente la productividad en el trabajo. Esto deja pie para el logro de las habilidades técnicas, dentro de las cuales el directivo deberá distribuir el trabajo de una forma justa y equitativa entre su conjunto de colaboradores. Los conocimientos de supervisión y seguimiento de los trabajos asignados igualmente formarán pieza clave e importante de ello.

EMPATÍA, LA CLAVE PARA LA INNOVACIÓN | Luis Arnal

  • Habilidades estratégicas y de gestión de cambios.

Dada la imprevisibilidad de las exigencias comerciales y la abrupta aparición de tendencias en el mercado global. El directivo, con la finalidad de la supervivencia de su empresa, deberá ser capaz de gestionar dichos cambios de una forma exitosa y garantizada. Este tipo de cambios suele verse muy frecuentemente en los procesos de digitalización de servicios y departamentos. Un punto que juega en pro de la asertividad de cada líder es la capacidad para reconocer y recompensar los diferentes logros y méritos de cada uno de los miembros de su equipo.

6 claves para entender y liderar el cambio | Ane Agirre

Apuntes Finales: El líder como estratega dentro de un cambiante proceso de toma de decisiones.

Si bien, las anteriores habilidades son en esencia usadas durante circunstancias temporales dentro de la vida laboral de un gerente, la toma de decisiones es una realidad que existe día a día dentro de los procesos de toda organización. Para gerenciar adecuadamente este tipo de circunstancia es necesario que las habilidades de un directivo sean suficientes para tomar las decisiones acertadas, que beneficien a todo el equipo y que en esencia sean capaces de resolver a un problema. La toma de decisiones debe ser realizada además en el momento más indicado para ello, de lo contrario una respuesta de naturaleza tardía podría perder validez organizacional muy rápidamente.

 

La búsqueda de empleo es un proceso dominado por una alta competitividad, donde un empleador posee la alta urgencia de ocupar un puesto vacante con un personal totalmente capacitado con todas las habilidades, experiencias y aptitudes para lograr un excelente desempeño. La elaboración de un documento de síntesis curricular, construido y maquetado de manera eficiente, y que pueda resumir todas nuestras habilidades laborales de una forma coherente y concisa jugará en favor del logro adecuado de dicho proceso.

Las 3 claves que harán que tu curriculum sea muy bien valorado

Estadísticamente todo ello implica la eliminación de un 90% de las solicitudes insertadas en la primera ronda de reclutamiento. Un currículo completamente efectivo, siempre quedará dentro de ese 10% de posibilidades solo si es capaz de por sí mismo reflejar actitudes como logros específicos, experiencia relevante y el grado de personalización que el postulante a su hoja de vida le haya podido otorgar.

No se trata de escribir una novela. ¿Y Tu que venderás?

Estructura de síntesis, con capacidad para destacar logros laborales.

Se trata del primer rasgo informativo mayormente valorado dentro de las empresas y del mercado actual. Estadísticamente se calcula que un 48%  de las oportunidades ofrecidas en el mercado se encuentran en búsqueda de perfiles que cumplan con dichas características. Una excelente manera de maquetar la información para la facilitación en su proceso de lectura es el uso de viñetas o listas numeradas. Tal distribución debe ser nutrida mediante la utilización de párrafos cortos donde se incluya a manera de hechos concretos, los logros y aportes realizados a cada corporación donde se ha trabajado de manera previa.

Información organizada y enfocada en el puesto de trabajo a obtener.

Gran parte de la legibilidad y buena impresión causada por la lectura de un currículo, no solo depende de la importancia de la información contenida en él. Si no además, por la forma en cómo ha sido estructurada. Para un empleador, solo bastará la presencia de los cinco elementos fundamentales como datos personales, perfil profesional, formación académica, experiencia profesional y habilidades y destrezas. Un error general que conlleva a todo currículo a no ser seleccionado es la falta de personalización o a la generalización de su cuerpo de datos. Se recomienda que para lograr resultados efectivos, es necesario leer las cualidades pedidas por la vacante y desarrollar un documento donde se reflejen las conexiones entre lo solicitado y las experiencias relacionadas que el candidato haya podido poseer de forma previa.

Inclusión de palabras clave.

Aunado a todo este perfil de criterios informativos, las palabras clave constituyen otro recurso que los empleadores suelen citar para proceder con la aplicación de herramientas de selección. Para la utilización adecuada de este tipo de términos, es necesario tener en cuenta de que se tratan de artificios que difieren en gran medida de una industria a otra, pero que sin embargo son capaces de reunir elementos comunes como los verbos de acción. El uso de palabras como diseñe, capacite, aumente  y desarrolle, es algo que de ninguna fórmula efectiva debe quedar excluido. Luego, a manera complementaria, deben incluirse datos clave sobre áreas como resolución de problemas, liderazgo, habilidades de expresión tanto oral como escrita, proactividad y trabajo en equipo.

 

Apuntes Finales: Otros importantes consejos que aumentarán las posibilidades de que todo currículum sea seleccionado.

La ausencia de errores ortográficos juega en favor de estos elementos, de allí que siempre sea importante que el documento ya elaborado sea corregido o revisado por manos terceras, de forma posterior a su elaboración. La presencia de este tipo de elementos, junto con una deficiente y poco acabada construcción de frases, podría hacer percibir a la persona como poco profesional o escasamente capacitada para el desarrollo de su puesto.

Para la construcción de un tono profesional, siempre se requiere el uso de tecnicismos, lo cual implica el abandono del contexto social a favor de un lenguaje más especializado. En gran medida ello inspira confianza a la hora de la delegación de responsabilidades, así como además de ser un criterio exigido en el 95% de los casos de contratación en el actual mercado laboral internacional.

 

 

La tecnología ha permitido conseguir que se generen reuniones laborales sin importar las distancias que puedan separar a los integrantes de la junta. Los interlocutores se pueden mirar a la cara y dialogar en tiempo real con el uso de alguna de las aplicaciones que existen para tal fin.

Cómo lograr una comunicación eficaz en una videoconferencia

Sin embargo, este nuevo formato requiere plantearse desafíos en materia de alcanzar una comunicación eficaz, particularmente por el hecho que las videollamadas simples, suelen ser comunicaciones de video entre dos personas.

Hoy en día, el auge de las videoconferencias ya es un hecho, dejando atrás aquellos tiempos donde eran necesarios equipos de lujo y experiencia en el tema, que solía ser costosa. Hoy en día, todo lo que se necesita para organizar una videoconferencia es un móvil, sabiendo que es vital contar con una conectividad adecuada en materia de internet.

Dentro de las herramientas gratuitas se destaca, ZOOM, Skype.. Actualmente también se cuenta con muy buenas alternativas como Google Hangouts, TeamViewer, Weber, Yanboard, o join.me, entre otras opciones.

5 pasos para una comunicación eficaz Online.

Aunque las videoconferencias cuentan con muchas similitudes, respecto a las reuniones individuales; sin embargo, para poder asegurar una comunicación eficaz es preciso tener en cuenta diferentes aspectos.

Tener una buena banda ancha

Uno de los ítem primordiales es contar con una muy buena banda ancha, que sea superior a la necesaria para una simple llamada de video. A esto se debe sumar que, todos los participantes, puedan contar con las mismas posibilidades de conectividad, caso contrario, se corre el peligro de perder en algún momento parte de la sesión, que puede menoscabar la experiencia colectiva de la videoconferencia.

El software

En materia de software y el uso de herramientas para alcanzar una comunicación eficaz, siempre es fundamental la correcta configuración de los micrófonos, como así también la realización de pruebas de sonido anteriores. Así se evitarán problemas a futuro en la comunicación. De la misma manera se deben revisar todos los programas utilizados para la comunicación de video. Su correcta configuración evitará probables interrupciones de la conferencia que se está realizando.

Comunicación no verbal

La comunicación no verbal es otro de los componentes que no pueden quedar librados al azar. Toda videoconferencia cuenta con un componente visual, con una audiencia que se encontrará observando todas aquella señales verbales o no verbales. Las manos se deben ver claramente en el vídeo y, fundamentalmente, la expresión facial debe estar a tono con nuestro estado de ánimo. Este es un tema fundamental para alcanzar una comunicación eficaz.

Calidad en el vídeo

Todas aquellas comunicaciones que cuenten con vídeos de excelente calidad de imagen permitirá vivir una mejor experiencia comunicacional. Un imagen borrosa, brillante o intermitente terminará distrayendo a los participantes de la videoconferencia. Una cámara bien posicionada, con respecto a la iluminación que se recibe, es fundamental para una excelente videoconferencia.

Respetar los tiempos

Al momento del inicio de la reunión se debe confirmar que todo funcione de manera correcta; esto se puede realizar en el momento del saludo. El respeto con el silencio, cuando otra persona habla, es fundamental durante la videoconferencia. Uno de los errores a evitar es mantener los micrófonos abiertos cuando otro integrante de la videoconferencia se encuentra hablando, para conseguir una videoconferencia fluida.

Evitar distracciones

Un punto extra a tener en cuenta es la limitación de toda acción que pueda llevar a la distracción de otros o nosotros mismos. En el momento de llevar adelante una videoconferencia se deben evitar las actividades de revisión de correos electrónicos o el teléfono. Cualquiera de estas acciones pueden llevar a que los interlocutores no presten atención a la misma.

En una videoconferencia, como también sucede en las charlas o encuentros persona a persona, la eficacia de la comunicación tiene su punto de inicio en el momento del contacto visual hacia aquel que se le habla.

No olvidemos que los protagonistas son los asistentes y las opciones que os facilitan la comunicación cada vez son más importantes, compartir pantalla, chat, no solo porque crece nuestra calidad en la comunicación con numerosos recursos, sino que además nos dará confianza ante posibles dificultades.

La crisis que estamos viviendo nos esta obligando cada vez más a revisar nuestras formas de trabajar y de vivir.

Las videoconferencias y el tele-trabajo son unos de los muchos ejemplos que podríamos hacer.

Nos enfrentamos a diario al gran reto de tener que salir de nuestras zonas de confort y esto es un ejercicio que estoy seguro que en el largo plazo dará sus futos a quien lo esta aprovechando.

Antes de despedirme de ti me gustaría invitarte a disfrutar de esta intervención de Eduard Punset sobre la La Felicidad en Tiempos de Crisis.

Es un vídeo de 2012, lo se, pero estarás de acuerdo conmigo después de haberlo visto que es más actual que nunca.

 

No son pocos los que se ponen la venda antes de llegue  la pedrada con su zona de confort a diario. En nuestro día a día, nos desplazan por los mareantes cambios, a veces externos / internos del escenario en el que llevamos a cabo la representación; por proyectos, nuevo supervisor, futuro del negocio…, o internos; no percibimos que se nos valore, o la rutina nos tiene esclavos y aquello que durante un tiempo tanto nos aportaba se ha convertido en algo soporífero.

El fantasma de la inacción nos persigue cuando miramos hacia fuera de nuestro mundo conocido, nos aterrorizamos por nuestros miedos, y predecimos como si fuera un todo, un campo minado por los obstáculos  y las dificultades impidiéndonos lanzarnos a vivir una aventura, quedándonos paralizados, y a veces…, de por vida, viendo reducida a una línea muy estrecha el área expansión y un precipicio imaginario al fondo que nos lleva a entrar en pánico. El cambio lleva en su ADN el riesgo, y es consustancial el error cuando hacemos cosas nuevas. Para Tu tranquilidad te diré que cometemos errores todos, todos los días, a lo que te invito es a que cambies de errores y para garantizarlo prueba con propuestas nuevas.

La incertidumbre nos acecha constantemente cuestionando la seguridad y el control, pero cuando te lanzas, ese basamento o esa engañosa “estabilidad” que estaba disfrazada de una pasiva rutina casi desaparece porque Tu día a día es al final un “no se”, si las cosas dejan de ser “predecibles”, el cambio y la inestabilidad se convertirán en lo “normal”.

Todo lo contrario es abrirse al mundo de las posibilidades, de nuevos retos, donde existen infinitas oportunidades de crecer.

La repetición constante suele dar como resultado apatía y un miedo exacerbado al posible cambio por las multiples creencias…, en la falta de capacitación y amparándonos en creencias irracionales.

Un ejemplo claro es este tiempo que vivimos, en el que se han acrecentado las dificultades, y que como si nos hubieran cambiado el paso a todos por un acontecimiento global inesperado, nos ha cuestionado nuestro modelo de vida.

Nos caracterizamos por nuestra habilidad para superar lo imposible (Lo posible lo hace cualquiera), forzados a atrevernos, con miras más elevadas,  rompiendo barreras, innovando, es un despertar a la imaginación una invitación a “HACER”.

Si permaneces robotizado corres el riesgo de no ponerte en camino a Tu sueño / s.

Cuando vivimos en automático, como máquinas que no se detienen a reflexionar, puede ser que limitemos el mundo de posibilidades a nuestro alrededor. Para hacer cosas nuevas tendrás que aprender cosas nuevas, y deja algo para el camino e insisto “LANZATE”, garantizado que no vas a estar exento  de todo tipo de acontecimientos y tendrás que asumir Tu responsabilidad para resolverlos exitosamente. 

A veces me pregunto porque nos gusta sufrir innecesariamente, o me pregunto

¿Cómo sería mi vida si se solucionaran todas las cosas?

y me asusto casi prefiero estar en modo bucle o rueda hámster ; busca ayuda, busca a quién lo haya resuelto antes, pídele su experiencia. Cambia la perspectiva, haz un reencuadre. A veces estamos tan inmersos en nuestro bosque que no tenemos la visión desde otro punto de vista, quizá nos enfocamos demasiado en el detalle y necesitemos tener vista de pájaro o viceversa. Recuerda que siempre hay personas con ganas de ayudarte. 

Aquel día retornando desde Cordoba en AVE

Este año, en el acumulado de los últimos cinco años he superado el millón de kilómetros viajando en el AVE, esto indica lo mucho que he viajado en tren por trabajo. Siempre ocupo asiento de pasillo para poder moverme si es necesario y no molestar a la persona que ocupa el asiento de al lado. En el mes pasado de Marzo concretamente el día 11 regresando de Córdoba, curiosamente ocupaba el asiento de ventanilla ya que fue un viaje inesperado y no había plazas. Y como siempre trabajando con mi ordenador; En un momento dado el atardecer se tornó deslumbrantemente bello y me quedé hechizado por el momento. Tomé la decisión de apagar el ordenador y quedarme observando “paré el automático” y me di  permiso para disfrutar del paisaje. Cientos de viajes por esta línea y no había prestado atención a la maravilla que había a mi alrededor. 

Cambiar de perspectiva: una necesidad

La forma que utilizo más habitualmente para cambiar de perspectiva es hacer listas, en mi caso me reducen el estrés. Me facilitan a la hora a tomar conciencia de donde estoy, donde quiero ir, toma de decisiones sobre futuros proyectos; positivo / negativo, pros / contras, beneficios / sacrificios…

Me ayudan las listas en la mejora continua, innovar, cambiar de opinión, a buscar nueva información que no había tenido en cuenta, a reírme de algunas ideas que pueden parecer imposibles o absurdas, a restar importancia a cosas que me preocupaban, a pedir ayuda… y todo ello con el foco en la consecución de mis sueños…

En resumen para cambiar de perspectiva:

  • Tomate un respiro.
  • Analiza la situación y toma consciencia.
  • Compártelo con alguien.
  • Busca alguien que Te escuche.
  •  Feedback.

¡PASA A LA ACCIÓN!.

Dicen, no estoy tan seguro, que es la carencia de un conocimiento certero, la duda o falta de certeza sobre algo que nos inquieta; otros afirman que es una expresión que manifiesta el grado de desconocimiento acerca de una condición futura y que puede implicar una previsibilidad imperfecta de los hechos; también hay quién declara que se relaciona con algo que no se conoce la probabilidad de que ocurra;  otros opinan que la conclusión final es un “no se” que genera la sensación de lo que no tenemos respuesta exacta o concreta.

A todos nos encanta la sensación de seguridad, de hecho es algo que buscamos constantemente en nuestras vidas, y cuando aparece lo que no conocemos, nos damos cuenta de que la seguridad a la que nos aferramos era irreal.

La solución viene por aprender a convivir con ella, así de simple. Nos guste o no, forma parte de nuestras vidas. Podemos decidir convivir con ella y aceptarla como una posibilidad para aprender y mejorar.

La felicidad siempre está ahí, y es necesario seguir adelante, no dependerá de elementos externos y aprovecha las circunstancias inesperadas para descubrir nuevas oportunidades que tal vez mejoren nuestras expectativas, en un entorno impredecible y cambiante. Tienes que elegir constantemente acciones o tomar decisiones, con consecuencias…

Hace acto de presencia en todos los ámbitos de nuestra vida; en lo familiar por si nuestra pareja va a permanecer siempre a nuestro lado; el futuro de nuestros hijos; nuestros padres se hacen mayores y sufrimos; y en muchos casos innecesariamente, por lo que les pueda llegar a pasar.

En lo personal aparece cuando dudamos acerca de las actitudes de nuestros amigos o cuando tenemos miedo al mirar hacia nuestro propio futuro, y en lo laboral cuando nuestro futuro profesional es incierto o en situación de búsqueda de empleo, temiendo por los ingresos . En las compañías…,futuro competitivo, lo previsible se hace imprevisible; planes estratégicos, estimaciones, previsiones, cálculos de riesgos…Pero ella siempre está ahí, no se puede acabar con ella, ni en la empresa ni en la vida. Es ese vacío de no saber lo que pasará mañana.

Nadie ni los más prestigiosos economistas y mucho menos los políticos…, nos dan información que nos sea útil y con la que nos pudiéramos sentir más tranquilos. Nos saca permanentemente de la zona de confort y puede derivar en estados de insatisfacción permanente, además generando niveles de ansiedad y estrés que pueden provocar ataques de pánico, insomnio, irritabilidad, depresión y otras patologías.  

Interpretamos numerosos estímulos como amenazas y son en muchos casos respuestas anticipadas que tomamos como hechos cuando son solo interpretaciones, meras posibilidades y no verdades absolutas, nuestros instintos vitales primarios reaccionan de esa manera. Es una posición incómoda, pero la certeza es una posición absurda.

Según datos estadísticos la mejor forma de gestionarla es adueñándote de tu propio destino, conociéndote mejor, aprendiendo, siendo flexible para fluir con los obstáculos que te toque sortear y que las claves son las siguientes:

Asumir que está en Tus manos el cambio, y estos días que estamos viviendo son una oportunidad maravillosa. Las interpretaciones aparecen y no las puedes evitar pero sí puedes discernir entre lo que realmente pasa y nuestra opinión. Reflexiona sobre el tipo de observador que eres y cómo vas a actuar. Todo pronóstico está sujeto a riesgos, como el trapecista que entrena a diario pero un día quitará la red y los fallos son consustanciales, si pruebas cosas nuevas es casi seguro que habrá errores.

El agua al transitar por el río, se encuentra con muchos obstáculos que debe sortear para seguir su camino, si fluyes pierdes miedos, ganas en seguridad y desarrollas la confianza.

Uno de los matices de aportar valor a marcar la diferencia es la persistencia. Comprométete con el objetivo y consigue pequeñas metas que te lleven a él. En la lucha entre el arroyo y la roca, siempre triunfa el arroyo…, no porque sea más fuerte sino porque persevera.

Se cree que el conocimiento aumenta la seguridad, cuando aprendemos mejoramos la confianza en nosotros mismos eso que llaman autoestima.

Sean importantes o triviales los objetivos nos vemos abocados a desarrollar la capacidad de sobreponernos a ellos, ya que contar con información y preparación es decisivo y tranquilizador.

  • Diseña tu futuro.
  • Crea un mapa, una guía, un navegador personal…
  • Céntrate en el presente, el pasado es historia y el futuro ficción.
  • Prueba
  • Evoluciona….

¿Quieres pasar a la Acción y abrirte al mundo de las Posibilidades?

¡SALTA!